4 de noviembre de 2008

Halloween 08


Este post tendría otro nombre (uno azotado y autoflagelador como “Fracaso” o “Semana de tropezones, horrores y tristezas máximas”) y versaría sobre dos grandes pérdidas que tuve la semana pasada. Pero luego me di cuenta de que no puedes perder algo que nunca has tenido.

(En esta parte llega Kate Hudson y me acusa de haberme robado la única frase medianamente inteligente que ha dicho en sus peliculitas babosas).

Por eso el viernes, como heroína de las citadas peliculitas babosas, decidí sacudirme mis tristezas máximas (i.e. “me gusta pensar que mi vida es TAN trágica”) y fui a una fiesta de disfraces. A Querétaro. Disfrazada de Chica Bond.

Lo malo es que realmente nadie pensó que fuera disfrazada, como si mi recorrido por callejuelas del centro histórico del DF, en búsqueda de una peluca très chic, no tuviera valor. Como si aventurarme en bodegas repletas de pelucas, con encargadas groseras a las que tuve la osadía de decirles “vieja grosera” en su cara, fuera algo normal. Como si mi vestido sesentero de 30 pesos, adquirido en el Chopo, fuera mi atuendo de todos los días. Y como si mis pestañas fueran así de largas de verdad (bueno: eso me halagó).

Me insultan. Cualquiera que me conozca lo más mínimo sabría que soy ULTRA FAN de James Bond y cuando digo fan, quiero decir: sé todo sobre Bond. Sabía que no llevar las dagas portables era un gran error.


Acá posamos con el pomo que Pucca y Garu (o Triquis Ninja) ganaron por sus disfraces. Concurso del que me relegaron porque, como ya dije, nadie pensó que fuera realmente disfrazada. ¡Malditos! (la peluca se ve natural, pero es PELUCA, pe lu ca)


Esta foto es bastante idiota, salvo porque realizamos una GRAN proeza: comer paletas brillantes Y beber cerveza al mismo tiempo.


Casi me obligaron a ligarme a este Freddy Krueger, empresa que cumplí a la perfección. Ahí descubrí que la peluca me dio poderes fantásticos para hacer todo lo que, con mi cabellera usual, jamás haría. Lástima que en realidad no me interesa nada, porque los poderes nomás funcionan con tipos que no me importan un cacahuate partido en dos. Blah: tendré que tirar el papel que me fue a llevar a mi mesa, con sus datos completos y un paréntesis: (fredi -sic-)


A éste no me lo ligué, pero salimos rebien en la foto.


Se supone que yo debía bailar "a go-go", pero no lo logré. Triquis, en cambio, se lució. BUAH.


Subrepticiamente llegó un nerd a la fiesta y TUVE que patearlo. Era una cuestión de honor.


En los obligatorios tacos al final. El nerd es, sí, Mulder (otro que no iba disfrazado).


Ah, qué loco.


15 comentarios:

aline dijo...

Wapa ... con W!

Ángela dijo...

Lo primero que pensé decir era que te quedó fantastico el planchado pero después leí lo de PE LU CA.

Chic, chic, chic.

juanhelo dijo...

no!, no tires mis datos!

Stephanie dijo...

jejeje pareces Diana

Jair Trejo dijo...

Woow, con esa peluca, del blog a Maxim.

joaquín nin dijo...

En la 3ra foto: Arrebatadoramente hermosa

Dédalo dijo...

Wow! De haber sabido que andarías por acá...

El Agus dijo...

Pues ni hablar: te ves realmente guapa con peluca...o sin ella

Defeña salerosa dijo...

jejeje, también luces genial con cabelllo lacio!!!

Ya sabes, como q los chinos son gran parte de tu personalidad física, pero me dí cuenta q no tanto...

Saludos

(chida la frase q le robaste a kate hudson)

Esta rosada dijo...

Wuaaaaa... tu peluca esta exactamente igual que mi pelo!!!
el mismo corte y color... Pa' serte sincera, te reluce!!
Ya ves todos los fans que te has ganado con el look matador este..
Saludos.

Lilián dijo...

Gracias a todos por sus halagadores comentarios, que sin duda serán como medicina del alma para esos días de cabello horrible (o sea: todos).


Dos anécdotas más que no pasaron el control de calidad para el post:

1) Perdí mi amado reloj de pulsera, que uso desde la secundaria. Estos dían sin saber la hora han sido horribles y confusos.

2) Otro tipo que insistentemente quiso bailar con su servilleta, y que mandé a la fregada quinientas veces seguidas, no se aplacó ni cuando fingí un número lésbico con Stephanie acá arriba. Al final, la otra ya instalada en su papel de novia, lo mandó a la chingada con un empujón. Fue apoteósico.

Y ya.

HUmo dijo...

WOW ....... Que guapa,

Emilio dijo...

Te veías muy chula de chica bond. A veces disfrazarse ayuda, yo lo hice el sábado pasado por primera: me disfracé de dandy y me dejé el bigote y quizás -no puedo estar aún seguro- algo muy bueno salga de ese ridículo bigote.
saludos

Triquis dijo...

Que buena fiesta nos aaventamos drug. Sobre todo porque al fin pude parecer un ninja (bueno más o menos)

Y para los que estamos acostumbrados a verte seguido sabemos que sin chinos si pareces otra. Me cae.

Pequeña capitalista dijo...

jajajaja super chic qué buen disfraz!