19 de octubre de 2010

...


Ya regresé al DF y todo comienza por segunda vez.

Al final, claro, no quería hacerlo. Deseaba quedarme con mi rutina, que era casi inexistente. Sé que no hay por qué aclararlo. El punto es que, para irme a Sudamérica, dejé mi departamento. Regresé un tiempo con mis papás, porque así podría ahorrar. Y ahorré. Como no pagaba renta, pude irme a Estados Unidos y recorrer Chicago, Pittsburgh, Nueva York, Boston... Fue un buen viaje. Pero luego volví.

Durante ese tiempo, ya había imaginado que ocurriría, caí en una depresión. No me pasaba desde la adolescencia y tampoco estaba preparada. Sigo lidiando con ella. Ya sé cómo funciona y sé que el proceso será largo, pero tengo todo el deseo de curarme. El primer paso era éste. Recuperar mi vida. Reordenarla, armar nuevas rutinas, ocuparme, ser productiva. Sólo me falta comprarme una mascota e intentar no matarla, lo cual está solucionado: mi roommate tiene un perro y dos gatos, y mi único trabajo es no asesinarlos por accidente.

Me siento como cuando Dawson arranca todos los pósters de Spielberg de su cuarto y sólo deja el "Imagine" de Lennon. Tengo mi pequeña crisis de fe. Cuestiono todo lo que soy, lo que hago y lo que puedo hacer. Mi mamá me dice que es natural. Pero poco a poco llego a la conclusión de que lo único que tengo es mi deseo de hacer algo, mi amor por eso, aunque sea mala en ello.

Qué año tan raro. Está dividido sólo en dos partes: mientras estuve fuera del país, viviendo sin entender, y mientras estuve aquí pensando hasta la náusea.

La foto de arriba es de mis nuevas llaves. Es un dedo zombie. No es metáfora de nada, pero es bonito y es mío. Allá afuera, en alguna parte, perdí un pedazo de mi vida. Quiero que esté ahí de nuevo, quiero alcanzarla con los dedos y tocarla y saber que existe. No deseo nada más que eso.



17 comentarios:

Botica Pop dijo...

Pues mucha buena fortuna para las nuevas jornadas, Lilián.

Gabriela/undies dijo...

Qué bueno que ya andas por acá de nuevo.
Sé cómo se siente eso de andar desubicada, me pasa justo ahora, tengo que dejar de pensar demasiado las cosas. Creo que no ayuda el hecho de que creo que soy más vieja que tú, pero dicen que se pone mejor, no te apures. Eso dicen.

Lilián dijo...

¡Gracias a ambas! Y a ambas quiero verlas con más frecuencia ahora sí, si se puede. Y claro que se podrá -digo, de mi parte.

Y sí, pensar demasiado drena el alma. Por eso siempre recomiendan la terapia ocupacional, que no es otra cosa que poner tu mente en otra cosa. Dejar el cerebro en reposo. Voy a aprender crochet (yeah right). Los que no piensan son felices, vean a Chente Fox.

Gabriela/undies dijo...

Pues nos metemos a clase de macramé sincronizado para poner a nuestro cerebro en salmuera un ratito. Y apoyo la moción de que habrá que vernos más seguido, yo puesta. Es justo y necesario.

el Profe dijo...

Respuesta snob realizada únicamente con citas de momentos cúspide de los 90:


Fitter
Happier
and more productive...

Pero también:

RENTON: So why did I do it? I could offer a million answers, all false. The truth is that I'm a bad person, but that's going to change, I'm going to change. This is the last of this sort of thing. I'm cleaning up and I'm moving on, going straight and choosing life.

Chilangelina dijo...

¡Qué chido llavero!

Botica Pop dijo...

pues yo digo que en vez de macramé nos inscribamos a una clase de danzas afroantillanas. sale uno sudado y feliz de tanto sacar el culo y sacudir las tetas y todas esas indecencias que se hacen en el afrotantillano.

toni dijo...

no te sientas triste, hay gente que te quiere y que aunque no te conozcan en persona, sienten que eres parte de su familia... me considero en ese grupo...

atte. una fan que siempre te lee... y hasta hoy decidió escribirte

saludos!!!

Unicornio dijo...

Lili"á"n:

Mmhhh, además del crochet, yo propondría tricot, cuya técnica a 2 agujas es casi "herencia del ninjitsu".

En cuanto al pequeño gran detalle que nos compartes...

No te preocupes. Todos llegamos a cuestionar nuestra fe en algo, incluso en nosotros mismos. De aquí vienen desde las crisis depresivas hasta el trastorno de pánico y ansiedad.

Lo importante es no perder la Fe. Cuestiona, pero nunca dejes de creer... En lo que te impulsa y/o te mueve. Total, como en la canción de "El Caracol", tu corazón es Viento Norte que te arastra por la Vida. Ese ancestral deseo de "hacer algo" y amar ESE deseo.

Y cuando ames el objetivo de ESE deseo, y no al deseo mismo, todo empezará a encajar en el lugar correcto (y, por Dios, esto NO es un albur, Mein Gott!)

Con muchos deseos de verte... ejem, bueno, leerte de nuevo con tu ironía y desparpajo de siempre (partes anatómicas de "Zombieland" incluídas), se despide,

el maniaco-depresivo Caballo con Cuerno... (es que, de tanto andar con humanos, po's como que se pega lo que...)

P.D. Pensar nos hace libres... sólo que hay que tener cuidado de lo que se sube al taxi cuando ponemos el letrero de "Libre", jeje! Cuídate mucho y a tus órdenes para lo que gustes! Ciao!

zaira Quevedo Torres dijo...

Amo lo que escribes y como escribes :) andamos por las mismas, viajo por que huyo , regreso porqué extraño, mucha luz y buena vibra para todo lo que venga en tu vida , suerte :) Zaira-Tuli. :)

Uvé dijo...

Que buen final escribiste en esta entrada. Que mal que nos pasen las cosas y no sepamos que están pasando.

el doyto Stavrogin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
webon anonimo dijo...

Chale! que jodidos estamos todos chingao. Como el trinche internet hace que las cosas tomen otra dimension. Que las buenas historias que uno cuenta -no yo, tú- creen una imagen elevada de nosotros, tanto que hasta fans autodeclarados aparecen de la nada. Una ves leí una nota tuya en una revista, y sobra decir que me gusto que hasta me tienes aqui leyendote cada que la weba me deja. Muy agradable ver que eres humana lilian.

nimbemon dijo...

Yo también estoy deprimida, aunque por razones distintas. Y si creo que parte de la cura es ponerse a hacer cosas, las que sean, que nos distraigan del pinche e ininterrumpido monólogo interno. Como dicen los AA: recovery is about progress, not perfection. Un saludo y que se abran los caminos, n.

HURACAN dijo...

Yo sufro de depresión...pasan los días y el desgano es sufrible, tedioso, cansado. Quisiera tener ánimos de algo, pero nada sucede, nada cambia, nada me motiva. Al menos tu viajaste, yo me quedo aqui con la puerta abierta, en mi isla donde quisiera que siempre fuera de medio día.

JIFF dijo...

Condenada Lilián, que del coraje que ya no andes casi por aquí he terminado suscrito a tu tumblr .

Nos hace falta más gente como tú en este país, que le dedique siempre un espacio a la reflexión y no viva por vivir, como un puto zombie, que no viaje por viajar y poderlo en su facebbok (que tampoco está tan mal) y que de verdad sea una persona.

Blue dijo...

Te extrañamos por acá!!! y nos regalaste unos pedacitos de mundo a los que por el momento no podemos viajar. Lo que sea que hagas, aquí andaremos para acompañarte ;) Guelcom.