15 de julio de 2010

Random thoughts for Valentine's Day - 6 months later


A veces siento que decir "Eternal Sunshine of the Spotless Mind es una de mis películas favoritas de todo el puto mundo" es asquerosamente demodé. Por Alá, es tan 2004, es tan "Güey, Michel Gondry, ¿viste su video de Björk? ¿Lo viste? Güey, es lo más", es tan lugar común, tan todos la vimos y la amamos, tan no-indie, tan no-rara, tan no-de-culto precisamente por haberse convertido tan-de-culto. Escribir de ella me provoca la misma incomodidad que me provoca decir que también amo Fight Club, porque es la película favorita de toda una generación y casi siempre, de forma invariable, está en los perfiles de Blogger de una centena de sujetos.

Pero debo hacerlo. Siempre que la veo me conmuevo y lloro. Siempre termino pensando en esa idea tan bella de volver a hacerlo todo, sabiendo que terminará mal. A veces creo que la idea original de Kaufman, esa semilla brillante desde la que construyó toda la historia, no era la posibilidad de borrar a una persona de nuestra vida. Creo que su pensamiento original, su idea hermosa, era esa resignación poética ante la disyuntiva metafísica de volver a hacer las cosas que hicimos en el pasado, aún con la certeza de su fracaso.

"Si pudiera hacerlo todo de nuevo, si pudiera volver el tiempo y conocerte, lo haría todo igual". Creo que la única forma de ilustrar esa situación hipotética, para él, vino en la forma de Lacuna Incorporated: si borráramos a una persona de nuestra vida, si la conociéramos de nuevo, y si después de conocerla aprendiéramos de nuestra propia voz, de nuestra propia experiencia grabada en un casette, que esa persona llegará a cansarnos, que la relación se tornará hostil, contaminada e hiriente, que todo terminará mal... ¿seguiríamos adelante? Es tan bello pensar que Clementine y Joel, dos tipos totalmente ordinarios, aburridos, llenos de fallas y manías y vergüenzas, tan
rotos como el resto de la gente, deciden hacerlo.

Me gusta mucho este diálogo. Es tan simple y tan poderoso al mismo tiempo. Resume la aceptación de algo que terminará mal, pero que se sabe feliz, mientras dure.

Joel: I can't see anything that I don't like about you.

Clementine: But you will! But you will. You know, you will think of things. And I'll get bored with you and feel trapped because that's what happens with me.

Joel: ...Okay.


En la vida real no tenemos la posibilidad de saber qué pasará en el futuro, cómo resultarán las cosas con una persona, y sin embargo... ¿No decidiríamos hacerlo de todas formas?

La otra idea que me gusta mucho en la película es la subtrama de Mary Svevo y el Dr. Howard Mierzwiak. Creo que habla del destino. No importa que te borres de la cabeza a una persona, si todo tu ser, tu historia de vida, las cosas que te gustan, la forma en que te relacionas, y además
esa persona precisamente, lo que es, lo que significa, lo que hace en ti... si todo eso conspira para que te enamores, lo hará siempre, una y otra vez. No podemos escapar a eso.

Enamorarte una y otra vez de la misma persona, ¿no es eso algo muy bello?



19 comentarios:

Antara dijo...

Yo lo haría sólo con mi novia. No quiero en mi vida a nadie más ni su recuerdo. Me enamoraría una y otra y otra vez de la persona con la que llevo un lustro y medio porque es la única que ha sabido mirarme.

Todos los demás han pasado. Y, pues eso, pasado.

Rodia dijo...

Pues acabo de checar tu perfil y no se ve entre tus peliculas favoritas. A ver Lilian como explicas eso? >(

no pero ps ya en serio, esa peli está bien chida, creo que no tiene nada de malo aceptar que te gusta lo mismo que a otra centena de sujetos (tal vez sea incomodo porque ps a la mayoria de la gente le preguntas "cual es tu peli favorita" y te dicen "ah, ps la de Iron Man", "la de Crepusculo", "las de harry potter" y así

saluditos. Joel y Clementine son la neta

Mujer Maravilla a la Mexicana GG dijo...

Sí pero no.

La parte de volverte a enamorar de una persona una y otra vez a pesar de lo que te haya hecho, no me gusta. Me parece triste y doloroso.

De la historia de Joel y Clementine hay un buen de escenas. Cuando son niños y ella con su sombrerito rosa. Cuando son grandes y están jugando, ella le pone la almohada sobre la cara y él se hace el muerto. Clementine le contesta una más y ya porque me tengo que ir. Creo que pone muy bien la intimidad de una pareja y todo mundo, bueno a los millones que nos gusta esa película nos podemos ver reflejado en eso.

Un abrazo.

Jair Trejo dijo...

En todo lo que vale la pena, los resultados son siempre lo de menos.

Morgan dijo...

borrar a la persona para enamorarme una y otra vez cual circulo interminable... si le entro, y con todo.

Gabrielle Luna dijo...

Dicen que el hombre es el unico animal que tropieza dos veces (o más, o hasta que se reviente la cabeza y se muera..) con la misma piedra.

Darinka Rodríguez dijo...

Que menciones cosas del 2004 está bien, porque existimos papanatas como yo con un atraso cinematográfico sideral.

Por cierto, siempre me he enamorado del mismo pelafustán. Padezco de buena memoria.

Esta isla está muy desierta. Le hace falta un dibujito en el header, algo...

Beso, nomás.

Botica Pop dijo...

creo que la idea es absolutamente poética. y por otro lado, es casi la única manera aceptable de vivir la vida. ya lo dijo el tal por cual ese de nietzsche:

Y si un día, o una noche, un demonio se deslizara en tu más solitaria soledad y te dijera: “Esta vida, así como la vives y la has vivido, tendrás que vivirla otra vez e innumerables veces más; y no habrá nada nuevo, sino que cada placer y cada dolor y cada pensamiento y suspiro y todo lo indeciblemente pequeño y grande de tu vida tiene que volver a ti, y todo en el mismo orden y sucesión, y también esa sábana y esta mano, y también este instante y yo mismo. ¿Lo quieres otra vez e innumerables veces más?”

Rubo dijo...

A mí me parece muy bonito enamorarse de una persona varias veces. Más bonito en la vida real que no la puedes borrar de tu memoria. Claro que puede salir mal, pero mejor que salga mal a que salga peor; y en ese caso: puedes intentarlo de nuevo.

Ahora: si te enamoras de una nueva persona, sólo te da más oportunidades de enamorarte otra ves, ¿no?

un blogger más dijo...

Tienes razón es tan 2004, gracias por arruinarlo y hacer que me diera cuenta, y ahora que lo mencionas me recuerda a esa película de adam sandler que pasan a cada rato.
Aunque al final yo no lo veo así como tu dices algo de lo que no podamos escapar o que todo va a pasar igual otra vez, yo lo veo como que las cosas se pueden cambiar porque al final cuando se derrumba la casa del mar Clementine le pregunta ¿Y si está vez te quedarás?
O a lo mejor entendí mal ya me revolví.

Hermes dijo...

en algun momento se vuelve triste la incapacidad de cambio...

Kyuuketsuki dijo...

*Lagrimita escurre por el cachete*

Te odio Lilián, me recuerdas mi lado humano. Bueno, no te odio, pero sí. Snif.

El Ángel Caído dijo...

Enamorarse una y otra vez de la misma persona es algo muy jodido, en la práctica.

Zabioloco dijo...

pelafustán... JAJAJAJA

Unicornio dijo...

No. Como que no. Trato de recrear las escenas de la película e invariablemente son poderosamente borradas por otras obras maestras del género (aunque, de algún modo, la que mencionas también lo es):

-> Los Puentes de Madison. Sí. Ríanse si quieren. Pero el discurso y la temporalidad casi "minimalistas", además de las actuaciones sobrias, elegantes, amorosas y hasta con el patetismo del amor culpable, absoluto, desencajado, sin esperanzas (y por ello, inmortal) de dos personajes tan "comunes"... te pone a pensar en el amor "de deveras"... no el que nuestra cultura (y cinematografía, ggrrr!) esperaría que fuera EL "amor".

-> Eso de enamorarse una y otra vez de la misma persona me sugirió un "Déjà vu" medio limítrofe: ¿recuerdan a Adam Sandler y a Drew Barrymore en "Como si fuera la primera vez" ("50 First Dates", título original)? Buéh..., nomás decía. Eso de enamorar desde el principio, día a día, a la persona que amas, a pesar de que te olvide al otro día por una lesión cerebral... eso sí es perseverancia (y ganas de hacer videos caseros diarios, jeje!)

-> Y, but of course!: Casablanca. Caraxo, yo que el Humprey Bogart, perdón, el Rick Blaine, mandaba a volar todo el asunto del patriotismo y el heroísmo (y casi todo lo que acabe con "...ísmo") y me quedaba con MI Ingrid Berg... perdón de nuevo, con mi amada Ilse (¿Ilsa?) Lund. Y eso de enamorarse, perderla y poder volver a tenerla... pero decidir perderla otra vez, a pesar de todo, por Amor... caraxo, cómo hace calor por acá!! ¿También a ustedes les sudan los ojos?

En fin. Ya me voy. Total, siempre habrá amores que tengan final feliz. Por eso me voy a ver la última de Shrek. Ya no quiero sutilezas románticas. Ya sufrí (y disfruté) muchas en la vida, jejeje!

Románticamente, se despide,
el ogro Unicornio...

P.D. Acuso recibo de email chileno. Gracias de nuevo por permitirnos participar, Lili"Á"n! ¡Que tengas un fructífero inicio de semana!

israel jesus dijo...

Hola. T leo pero es la primera vez que comento. La causa: La película. No sé si notó alguien que el título es un verso de Alexander Pope. Es muy importante y le da una profundidad de miedo al filme. El poema lo lee el personaje de Dunst cuando estan tratando de borrarle los recuerdos a Joel. Cuando lo lee pasan escenas de un circo desfilando en las calles. Luego ella lo besa. Muy triste y muy hermoso. También eso está en tu texto.

israel jesus dijo...

Hola. T leo pero es la primera vez que comento. La causa: La película. No sé si notó alguien que el título es un verso de Alexander Pope. Es muy importante y le da una profundidad de miedo al filme. El poema lo lee el personaje de Dunst cuando estan tratando de borrarle los recuerdos a Joel. Cuando lo lee pasan escenas de un circo desfilando en las calles. Luego ella lo besa. Muy triste y muy hermoso. También eso está en tu texto.

el Profe dijo...

Lo dice el amigo Faulkner, al final de The Wild Palms:

Entre el dolor y la nada, elijo el dolor .

Sergious dijo...

Si, ja.