28 de julio de 2010

¡Lo logramos!


No había podido escribir esta entrada por muchos motivos (distractores, sobre todo). El caso es que ¡la netbook ya le llegó a Roland! Si no sabe de qué hablo, acá hay algunas pistas: Caso Ronald.

La travesía fue un poco tormentosa. Para empezar, luego de comprada, la Netbook fue transportada a Chile por una chica gracias a la gestión de Don Rul.

Aquí la factura:




Estando en Santiago, el querido Moisés la recogió y la envió por TurBus (la maldita empresa donde, paradójicamente, la Netbook original fue robada).





Ya en Tocopilla, Ronald la rescató y nos envió estas fotos para comprobar la no-chuequez de todo el asunto:




Ahora sí podemos abrazarnos y ser felices por siempre jamás. Y, en serio, muchas gracias por cooperar para esta causa. Ronald estaba muy agradecido y contento y sólo esperemos que el crimen organizado no le dé chicharrón de nuevo.

***

En otras noticias, la próxima semana salgo al país imperialista de enfrente. Es probable que, como la vez pasada, postee mi periplo con fotografías y detalles jocosos que revivan un poco mi moribundo blog (como todos los blogs, ¡mil veces maldito Twitter!). Lo buena onda del asunto es que será un viaje muy lindo en el que me reencontraré con mi amiga Pau, quien curiosamente sale retratada dos posts atrás, vea al pinchi Fáyer, que aunque no lo crean es un amigo a todo dar, y nada menos que a mi hermano, a quien tengo dos años sin ver.

Cuiden por acá mientras tanto, porque antes de eso paso a Guanajuato a trabajar arduamente en el futuro de México. ¡Salud!


6 comentarios:

Ray dijo...

Así es, lo logramos. Gracias Lilian por armar la vaquita y darnos algo de fe de aún podemos unirnos y poner nuestro granito de arena para lograr esta clase de historias con un final bastante feliz.

Sergious dijo...

:)

ge zeta dijo...

Qué chido.

Blue dijo...

qué padre!!! quería ver la cara del afortunado Ronald. Una buena causa que espero ya haya borrado el coraje de malosos que andan por ahí ja!

Blue dijo...

qué padre!!! quería ver la cara del afortunado Ronald. Una buena causa que espero ya haya borrado el coraje de malosos que andan por ahí ja!

Unicornio dijo...

Muy Bien!
Felicidades a Ronald...
(Y...¿no es el que hace descuentos en McDonald's? Porque yo NO quiero una "Cajita Infeliz", jeje!)

Saludos.

Atte.

El Convencido Caballo con Cuerno...