17 de junio de 2009

Actualización necesaria


En resumen: el viernes fui a la presentación del disco de Candy en el Imperial, mi nueva banda favorita. Son extraordinarios en vivo. Tomé demasiadas cubas y un martini algo gay que llevaba absinthe. Malacopeé horriblemente y camino a mi casa, a pie, me fui descalza.

Hice una cosa horrible

(la pausa dramática es para que, en el ínter, se imaginen que me acosté con un desconocido, me inyecté heroína o contraté un prostituto gay).

Como a eso de las 5,30 ó 6 am, me acosté. Los ojos me lagrimeaban y dije: debes quitarte los lentes de contacto. Me levanté, me los quité y luego... ¿me los quité?

¡Lo olvidé por completo!

Así que me los volví a quitar, o al menos intenté quitármelos. Evidentemente, ya no había nada. Lloré y rogué a Alá, ¿cómo era posible que los lentes se me adherieran a la retina? Y luego los vi hechos bola sobre el lavabo: ahí estaba yo, picándome los ojos, por ningún motivo.

Es la hora que no olvido el suceso.

A las 8,30 am, llegaron Fanny y sus papás para una visita guiada con el objetivo de adquirir un vestido. Llevé a cabo una proeza física y mental: bebí líquidos hasta que el estómago se me inflamó y caminé kilómetros a la redonda por el centro, con los pies hechos talco. En ningún momento me quejé, salvo cuando me tiraba sobre la banqueta cada cierto tramo e imploraba piedad y decía "ya estuvo bueno, yo ya no camino" y "alguien consígame un doctor" y "ya no puedo seguir... tendrán que cargarme", como el buen rey Homero.

Por la noche ya no alcancé camión a mi pueblo, así que tuve que irme con ellos hasta Querétaro. Llegamos hechos unas piltrafas, nos dormimos y nos despertamos tarde. Fanny hizo unas sincronizadas con unas salsas morelenses, luego de las cuales tomé un taxi a la central y después un camión a mi pueblo. Llegué, salimos a comer, vegeté un rato, maldije mi columna vertebral y trabajé un poquitín.

Vi a mi amiga Araceli, comimos papas, hablamos de nuestros sueños y esperanzas, y nos dormimos.

El lunes tiene lagunas mentales.

Hoy, martes, fui a la presentación del libro de Felipe. Agradable velada, y puedo decirles desde hoy que ese vino emborrachó a varios (no a mí, por supuesto... porque nomás me tomé una copa, malditos meseros).

Y luego Olga y yo ordenamos comida en mi casa, vimos Doctor House y Los Simpsons, y cada quién se fue a su casa -bueno, yo ya estaba en la mía-.

Y luego acá: wuuuuuh, grooooovie.


Anuncio Importante


Pasen a nuestra revista de reflexión latinoamericana, Distintas Latitudes. Lean grandes textos de muchachos de todas partes del continente -mejor dicho: de Iberoamérica. Los futuros periodistas y escritores de nuestras respectivas naciones (con lágrimas en los ojos). Luego pueden pasar a echarle florecitas o florezotas a mi texto, que trata sobre la literatura de transición en Chile.

¡Acá!

Luego podrán dormir en paz.

¿Qué esperan?



17 comentarios:

Jair Trejo dijo...

También muero de miedo de algún día arrancarme la retina, a falta de otra cosa por arrancar.

Carla dijo...

Jaja, chale. Se siente refeo cuando piensas que el lente se te ha perdido en tu ojo... Espera, a mí sí se me ha perdido dentro de mi ojo :S. Es horrible. Luego lo sientes hasta casi del otro lado del ojo y uno chilla y chilla para que se salga el desgraciado, mientras las venitas del ojo se van irritando más y más le dices al Señor que si sale tu pupilente de tu ojo rezarás 500 padres nuestros y 200 aves marías... O almenos lo harás, aunque sea una vez, o almenos le dedicarás un "amén". Jaja, si cuento esto muy fresco es por que me pasó el sábado. Se siente requetifeo :'(.

D´Maurice dijo...

¨La Borracha descalza¨ , no se ofenda pero me lo parece de lo mas patetiux, te falto agregrar que a tu camino estuviste saludando a cuanto veias diciendole que los querias.

Hubiese estado buenissimo lo del sexo con desconocido, en la calle, en una esquina con poca luz, sexo con otro igual de pedo que tu.


Saludos

Roxy Foxy dijo...

No te culpo, me ha pasado lo de los lentes de contacto. Por eso cuando salgo ya no los uso o coloco un anuncio grande con luces neon multicolores que dice ¿Ya te quitaste los lentes? Nunca falla...
Ahora el haber caminado por el centro despues de una noche como esa y de haber bebido tantos liquidos... yo realmente me hubiera quedado sentada en la banqueta después de la primera cuadra... ja!

Kyuuketsuki dijo...

Por que en las presentaciones de libros los malditos meseros solo sirven una copa? Animales ¬¬

El Agus dijo...

Una borracha descalza debe ser sexy, me hubiera gustado verte....

nah, no hagas caso, solo soy un fetichista incomprendido....

Saludos.

Yo, Vakero dijo...

¿Cómo le hiciste para del centro terminar en Querétaro? Esa laguna me aterra.

Otra cosa, más bien, una comparación horrible: Imagina tu caos con los lentes de contacto en uno de mi especie (no simio, sino hombre) y un condón.

Tercera: En serio, ¿qué te metiste y con quién? Sniff.

Cuarto: Come to me... al LV, claro.

Salles dijo...

Son tantas las historias que ocurren con los lentes de contacto que deberían escribir un libro/artículo/reportaje sobre sus cuitas. Lo peor es cuando se te cae el lente en un evento masivo donde es INDISPENSABLE ver a lo lejos y tus dioptrías no son inferiores al 5.0. M-A-L-D-I-T-A S-E-A.

¿No has pensado en operarte? Salvo el breve lapso de ceguera y usar lentes de Charlie y la Fabrica de Chocolates durante tres días, es indoloro, inodoro e incoloro.

Saludos

Blas E dijo...

... de veras, de veritas mujer... existe un movimiento llamado A.A. que puede salvar tu vida... n_n

Pinkrobot dijo...

aagh los lentes de contacto me aterran... ver gente tocando sus globos oculares me aterra... todo respecto a los ojos me da un pánico terrible, si estuviera mal de la vista tendría que vivir con lentes

y lo de "sigan... pero cargándome" no era de milhouse en el capítulo del señor de las moscas??

Morinakemi dijo...

Hace poco me di cuenta de que es imposible reventar el globo ocular con solo picarlo con una aguja. No es como un globito, pues.

Cámara chido.

Unicornio dijo...

Und???!!!

Mit vergnügen,

Einhorn...

P.S.: Es q'toy resfriado, y estornudo como si ladrara. Perdón... (los riesgos de la guerra antiinfluenza, ya qué...)

Cynthia Ramírez dijo...

Quizás para los noches de farra sea necesario llevar anteojos, o mejor aún, gogles con aumento!

Gabriela/undies dijo...

Te hubieras unido a nuestra fiesta post-Imperial, cayeron los Candy como a las 4 de la mañana y no salimos de ahí hasta después de las 6. Una gran noche.

Semidios dijo...

espero dormir en paz...

Semidios dijo...

por otro lado... el bueno, qué bueno que en lugar de lentes de contacto no te fue una peluca después de una fiesta de disfraces.

Dado dijo...

si me permites ... tengo un libro con remedios básicos a base de vinos tintos y coca cola con hielo ... llamados vulgarmente "calimochos" que estoy seguro te pueden ayudar

el kit incluye unas pantlunfas hechas de fomi a cualquier medida en caso de perder el calzado ...

te admiro lilián ...

en el caso del autobús a tu pueblo ... la verdad ni como ayudarte

mucho gusto en leerte ...