19 de marzo de 2009

El post sobre Radiohead que llegó muy tarde y ya perdió todo sentido



Después de un sábado horrendo, en el que me enteré de cosas que hubiera deseado no saber nunca y en el que fácilmente trascendí la barrera del adolescente-idiota-con-acné al adulto-idiota-con-acné, tuve un domingo harto cansado. Ese domingo me la pasé corriendo de un lado a otro con una hoja de chútin, cagándola a cada rato como es mi costumbre, para luego prestar mis sagrados aposentos en una grabación de gran presupuesto que le incluyó las Pizzabrosas.

El lunes: lo mismo. Corrí, sudé, me requemé los hombros como suelen requemarse si uno está en la playa, y al final me semi-embriagué mientras comía arrachera. De ahí, de nuevo corrí a la cita que nos llevaría al Foro Sol y de ahí... Radiohead.

Pensé, durante horas ese día y el anterior, que me la pasaría lloriqueando en silencio, hundida en ese estado depresivo que resulta agradable y lánguido. Estaba preparada. Lo deseaba.

¿Qué sucede? Me la pasé excelente. Me sentí feliz.


Por Radiohead siempre he sentido un respeto doctrinal, similar al que se siente ante figuras de autoridad incuestionable. Su música me parece hermosa. Sospecho de los que no piensan de esta forma, pero en realidad me dan igual.

No tocaron
True Love Waits, no me tocó Fake Plastic Trees, pero fuimos testigos de You and whose army? con una actuación increíblemente poderosa, estremecedora, y dos canciones que jamás creí escuchar en vivo: Karma Police y Creep.

Y durante todo ese lapso, desde que el concierto inició hasta que entendí que ya no había nada más -adiós, esperanza de que terminen
Exit Music (for a film); adiós, esperanza de que el chilenote de dos metros a un lado de mí volteara a verme; adiós, casualidades funestas- tuve una sonrisa idiota, una sonrisa infeliz, el tipo de sonrisas que se cuelgan en la cara sin voluntad y sin propósito. Me sentía feliz. No me faltaba nada. No pensaba en violaciones sistemáticas a los más elementales derechos humanos, en las rupturas sentimentales, en las figuras endiosadas que dejan de estar endiosadas y hasta de ser figuras del todo, en los niños con hambre y los negros con Sida. En realidad, no pensaba nada. Volaba.

Me gustó mucho. Me sorprendí de que terminaran con Creep, igual que todos los asistentes, mientras miraba a mis compañeritos de la zona A (¡claro, si no presumo mi lugar ¿quién lo hará por mí?!) y veía rostros deformados por el placer culpable, que sollozaban "but I'm a creeeeeeeep -que nadie me vea-, I'm a weirdooooo -por dios, qué bajo he caído-, what the hell am I doing heeeeere -a la chingada, ¡venga desde ahí!- I DON'T BELONG HEEEEEERE" (a todo pulmón).

Por cierto, había gran cantidad de extranjeros en esta zonita (lo cual me pareció bellísimo: que gente de Ecuador, de Argentina, de Chile, de Estados Unidos viajaran a ver su banda favorita, con tanto fervor). Personajazos del mundo pop contemporáneo. Figuras lúcidas de nuestra cultura y nuestro espectáculo.

En la zona de los baños charlé con Benny, uno que alguna vez tuvo un greñero largo y cantaba "tonto, corazón-oh-oh", y tuvimos un momento incómodo, del tipo "creo que voy a voltearme para el otro lado" mientras mensajeábamos frenéticos en nuestros respectivos celulares.

Fui amiga de Benny Ibarra por 8 minutos y mi vida tuvo sentido. Y mi legado se incrementó, gracias a una foto pixeleada sin luz en la que mis dientes parecen gomitas hechas con aspartame.


Conclusiones generales:

  • Qué alucinantes son Kraftwerk. El hecho de que toquen su música como si no la tocaran, con esa frialdad misteriosa y fascinante, me mantuvo con la boca lo suficientemente abierta como para intentar nada. Salvo empujar a una tipa que le mandó un ese-eme-ese a otra (soy tan alta que puedo ver todo) (bueno, en realidad estaba husmeando) donde decía "k ueva me da, stan orribles"... Ilusa.
  • She's a model and she's looking good, tara-tara-rara-ra-ra-rá.
  • Me preguntaba Jordy que cuál fue mi favorita. Le dije que luego le decía. La verdad no supe contestarle. Todas fueron absolutamente alucinantes, pero creo que The Bends fue como ¡uoh! ¡Uooooooh!
  • Quise llorar con Exit Music. Oquei: lo hice. Y luego no la terminaron. Mi corazón se estrujó, pero algo dentro de mí encontró la equivocación poética, o como diría Elsa: humana. Algo que siempre has considerado tan intachable, casi perfecto, de pronto te muestra sus costuras y revela con ello su verdadera esencia. El error fue como ese momento torpe en el que tus dedos se encuentran por primera vez con los de la persona amada, y el chispazo surge tímidamente, pero con más fuerza que el abrazo intencional.
  • Esa metáfora estuvo fallida.
  • Me gustó que Yorke riera tanto.
  • Ed O' Brien se parece a Dr. House. Ya estuvo bueno de que nos hagamos tontos al respecto. Vamos admitiendo dos que tres verdades.
  • Me encontré a mucha gente en los lugares más disímbolos. Unos ex-compañeros de la prepa de Querétaro, incluido uno al que llamábamos Rejos (se apellida Regalado), se parece a Andrew VanWyngarden pero en feo y solía tomarse el Maestro Limpio sólo porque encontraba su olor "altamente exquisito". También, como rescate divino, un tipo que había semi-conocido en el centro cuatro horas antes: ¡a mitad de la fila del baño! Gracias a él mi vejiga no explotó.
  • I hope that you choke.
  • Sí escuché al señor que vendía las playeras "de esos güeyes".
  • El momento apoteósico fue cuando todos nos unimos en contra de un tipejo borracho que puso el desorden en nuestro pequeño grupúsculo de fans tranquilísimos y corteses. Gritamos al unísono "fueeera, fueeeeera" y le arrojamos cervezas en la cara (como ya dije: éramos personas educadas y decentes), hasta que apareció un monigote de seguridad y todos nos abrimos como las aguas de Moisés para que el uniformado pudiera hacer su chamba sin obstáculos. Cuando se lo llevaron, aplaudimos y nos abrazamos unos a otros (verídico) en el momento exacto en que, de pronto, apareció Radiohead. DOS triunfos consecutivos.
  • No me pareció condescendiente ni encontré dobles lecturas en lo que ya saben qué. Me gustó. Canté. Suficiente.


Y a continuación, un listado de los posts más bonitos al respecto:

Elsa - el más hermoso en términos llanos. Casi me hizo llorar.

Taquero - el más honesto, el de fan.

Jorge Pinto - el más increíblemente cómico.

Plaqueta - el que abrió LA discusión antes que nadie.

Hernández - el talentoso/suertudo, que además me echa de cabeza

Rufián - el que se burló con metáforas.

Emilio - el reflexivo (¡a quien también me encontré en la fila del baño!)

Jordy - el entusiasta/organizativo

Disculpitas a mis hermanos -hermana y cuñado, pues-, a quienes no pude atender como se merecen por etseso de chamba. ¡Abrazos para ambos!


20 comentarios:

Essex dijo...

Yo me quedo con nuestras burlas a los fans por creep (ah tan respetuosos nostros) y la playera "de'sos güeyes", priceless.

Emilio dijo...

Qué honor ser parte de tu lista. Eso que escribes me hace pensar que hay un orden en el universo: te encontraste a un guey en la fila del baño que salvó a tu vejiga de explotar, y después yo te encontré a ti en la misma fila salvando así a mi propia vejiga. Yo colocaría en la lista al post del rufián, el más iconoclasta quizás. Yo también esperaba true love waits y fake plastic trees. Las mejores para mí: the bends e idiotheque. saludos!

Aquiles Digo, antes Jordy dijo...

Lilián, ésta ha sido una semana terriblemente agobiante, llena de trabajo tonto, pero igualmente agotador. Sin embargo, he de decir que incluso en los momentos más estresantes me daba una escapada a tu blog pensando encontrar la reseña que hasta hoy llegó. Siempre es divertido-entretenido-lindo leerte, pero en esta ocasión me gustó más al saber que yo también andaba por ahí. Yo, que no era fan de Radiohead -aunque creo que comienzo a serlo- siento que lo más bonito e interesante de todo esto del concierto ha sido conocer las opiniones de otros sobre un mismo acontecimiento -todos con visiones, enojos, traumas distintos-, además de poder acercarme a las razones de su entusiasmo, aprender sobre sus motivos personales para llorar o saltar con tal o cual canción. Y claro, también me siento muy acá porque fui los dos conciertos. Mis favoritas del primer concierto: creo que All I Need, Fade Out o Idioteque. ¿En el segundo? No lo sé. Todas. PD. También se me ha hecho un honor haber sido mencionado DOS veces en tu post. Jaja.

Lilián dijo...

Essex: Me hubiera comprado una d'esas playeras nomás por el cotorreo. Reitero las gracias por el raaaaaite, carnal.

Emilio: P-p-pero sí puse al Rufián. Cómo no. Fijaos con más calma. Y sí, así como me salvaron yo te salvé a ti. Eso me hace pensar que un alá existe.

Jordy: Perdón por el retraso. Como ya dije, el etseso de chamba no me dejaba escreber con ganas. No hay tal honor. El honor es mío. Bueno, no.


Por cierto, mirando esa lista con más detenimiento, me doy cuenta que todos son grandes dudes o por lo menos gente que conozco en persona MENOS el Taquero, porque me tiene miedo. Eso me deprime. O no.

Charlotte dijo...

No sabes lo que te envidio. Radiohead. Aaargh.

Luis Frost dijo...

bueno, ¿YA, NO?
ya no sé a quién ir a ponerle una bomba: a la gente de la página de ticketmaster, a la banda de santander, a la gente de american express o a ti y todos los que no dejan de echármelo en cara. im a get rorschach on your ass!

AAARG!

Lilián dijo...

Charlotte: Yo envidio tu pelo. Estamos a mano.

Luis Frost: La neta, dude, no quería decir esto pero...

¿QUIÉN TE MANDA A NO IR?

Eres un loser y me avergüenza ser tu amiga. Ojalá algún día puedas superar este tropezón y entonces, sólo entonces, vuelva a respetarte.

Luis Frost dijo...

¿la verdad? me perdí el respeto a mí mismo y me impuse la obligación de verlos en inglaterra, sólo entonces dejaré de ser el inmenso perdedor en que me convertí desde entonces. no me respetes, yo no lo hago. i´m a creep. sólo yendo a verlos a su sagrada tierra originaria podre convertirme en algo decente como un paranoid android o algo así.

Edgar López dijo...

Es de esa presentaciones que sigues saboreando días despues, a mi me fascino All I Need, The Bends no se diga, aunque Blackstar hubiera sido el acabose.
Y a huevo que cante Creep, faltaba más¡¡¡
Creo que la mayoría de los que estuvimos ibamos con la idea de clavarnos en el ocaso y salir buscando la Gillete, pero la verdad es que no paso eso, me desperte con una vibra chingona y satisfecho de haber sido parte de ese momento.

Saludos

Rosada dijo...

La pasaste muy bien, esa madre de Radiohead pasó las fronteras en Mexico.

Y fuiste amiga de Benny.. cool.

Octopus Queque dijo...

Estuvo buenísimo amiguiiiis! Pero fue una lástima iracunda que no nos hayamos visto. Te iba a llamar pero donde yo estaba era zona brava, maldita gente, con decirte que me tuve que hacer para atrás porque no hay nada que me cause más terror que sentir mis costillas y el esternón doblándose. Terror.

Y todo fue hermoso. Amé cada momento de cada concierto. Y Like Spinning Plates! No puedo creerlo. AMO esa rola, la amo. El video, cómo fue cantada. Hay tanto en esa canción que me emociono de sólo escucharla. Y me encantó tu post, yo digo que lo de la metáfora sí aplica. Todos nos equivocamos en esos momentos :P Y también he estado escuchando radiohead como el drogadicto que mira su última jeringa (L).

ESPERO ya verte. No fui a lo de Aline porque una vez más tuve fe ciega en la organización de los eventos en México y pensé que Nurse With Wound en el centro acabaría -máximo- a las 11:00. Mistake. Terminó a la 1:00 am, hazme favor. Pero a ver si salimos, va?

Saludos amigui. Me emociona que te haya emocionado Radiohead (L)(L)(L).

Taquero Narcosatánico dijo...

Ya casi pasó una semana y sigo hablando del asunto con fervor. Si no fuera yo, pensaría "ya chole, pinche traumado", pero pues si soy yo, así que todo bien.

:)

=ANTONOMAKIA= dijo...

ESTE BLOG ME AGRADA!!!

LEONARDO dijo...

No creo que la metáfora haya sido fallida.

Todo lo contrario.

Defeña salerosa dijo...

Ya por favor, por favor, hablen de algo más...

paxton dijo...

Gracias por tu reseña y por compartir las otras.

Kami dijo...

AWESOME SO MUCH WIN!

Anónimo dijo...

Ya leí todas las reseñas, ya leí que todos son bien fans pero nadie menciona si tocaron no surprises y si no la tocaron que bueno que no fui. na mames...esa rola es la neta y no la tocaron? na mames..

Anónimo dijo...

Ay Lilián soy tu fan...lo sabes verdad?

Lilián dijo...

Anónimo buena onda:

Sí la tocaron. EL DOMINGO. No me tocó. Para evitarme la desdicha, evito mencionarlo.