18 de febrero de 2009

¿Por qué la gente mayor, de la nada, te cuenta su vida completa?


El incidente, como tantos otros en mi excitante vida, ocurrió cuando bajé a sacar la basura. Después, de pasada, le pregunté al portero de al lado si era correcto dejarla al pie del árbol, o de plano hacerle caso a la viejilla loca que me espetó insultos la otra vez.



No lo hubiera hecho.

De la nada, don Daniel -antes de hoy no sabía su nombre- me recitó un monólogo interminable sobre su vida. Es increíble cómo la gente puede irse por la tangente indefinidamente, y sacarse temas de la manga sin recato. Primero habló de los vecinos, luego de su trabajo, luego de q
ue vive solo en Santa Úrsula, luego de que su madre vive junto a él, que su esposa ya falleció, que tiene un hijo de 25 años al que le heredó un terreno, que estuvo en Canadá y Estados Unidos, que pasaba semanas sin probar bocado, que antes tenía el cabello laaaargo/chino/bonito, que su oficio primigenio es de soldador pero su hermano quedó ciego y entonces se convirtió en portero, cómo fue escalando puestos, lo que opina de la gente y de la vida, cómo se ve a futuro y cuál es su íntima opinión de la escalada del yen en la economía mundial.

Y luego, OH, la frase que cierta gente si
empre suelta en algún momento de su vida:
Yo he sufrido mucho, señorita.


¿Por qué? ¡¿Por qué?!

Siempre he pensado que esta gente que pasa tantos periodos de tiempo en soledad, cuyo trabajo consiste en mirar si nadie entra o sale por una puerta, y que tiene un
mundo interior ilimitado y vasto, ensaya mentalmente las conversaciones más lúcidas. Monólogos que a la menor oportunidad le recitan al primer incauto de la noche, por ejemplo: una tipa arbitraria que sale a dejar la basura ahí enfrente.
Siempre me pregunto por qué parezco, a simple vista, una sujeta que se tomaría la molestia de escuchar a la pinche gente®, pero la única explicación que se me ocurre es que, no sé, tengo ojos que invitan a soltar la lengua. Eso o parezco afectada de mis facultades mentales, por lo que la gente dice: "a ella le dejo ir mi sarta de sandeces".

Mientras don Daniel hablaba, abría los ojos, usaba términos genéricos como "la gente" y esos "putitos" que andan besándose por las calles de esta colonia, yo pensaba en animalitos de granja tocando una polka:

Y la cereza del pastel:

Después de hablar durante algo así como media hora, lapso de tiempo en el cual sólo moví la cabeza afirmativamente y dije "sí, claro" repetidas veces, don Daniel hizo un regreso abrupto al tema del "diálogo":

- Pues sí, señorita. Entonces puede dejar su basura ahí y no hay problema.

Lo cual me recordó un monólogo de Ellen DeGeneres sobre la procrastinación, sólo que sin lo cómico... y sin Ellen.

32 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Ufff! La que demuestra una estulticia indubitable eres tú. Don Daniel es uno de los grandes porteros del país. Ha ganado el primer lugar del Certamen Nacional de Porteros en cinco ocasiones, ha sido designado dos veces "Doorman of the Year" por la revista "Building Entries Chats", e incluso fue tomado como referencia para el personaje de portero para varios capítulos de "Seinfeld". Supongo que tú, nunca en tu vida conocerás lo que es ser un portero de excelencia y calidad. Don Daniel fue portero en el edificio donde viví en la colonia Escandón, por eso me molesta tanto tu comentario vulgar, soez y pendejo. Quién eres tú para hacer semejante crítica cuando ni siquiera conoces la trayectoria de este hombre. Chale, de verdad me da pena tu caso.
Alicia Montemayor.

Lilián dijo...

OH POR EL AMOR DE ALÁ.



JAMÁS, en toda mi historia bloguil, he he reído TANTO con un comentario. De verdad: oficialmente, éste es el comentario más GRACIOSO, no, más jocoso, CÓMICO y festivo de mi vida. Me reí tanto leyéndolo que me dolió el estómago y tuve que tomarme una Buscapina. Me reí tanto que lloré y mis amigos imaginarios pensaron que estaba triste. GUAU.

Comentarista anónimo: REVELA tu identidad. Haré un premio SÓLO para ti. LO JURO.

ge zeta dijo...

Jajajajaajaja Se lo merece!

Premio, premio!

ge zeta dijo...

JJAJAJAJAAJ el "Doorman of the Year"

Lorena Ceballos dijo...

Me recordó a aquel hombre que me contó su vida alguna vez, bueno, a la señora de las donas, y al velador de una casa... tienes razón a veces uno invita a ser recipiente de cosas sin sentido...

PD: Además de Don Daniel, la señora de las donas, el velador de la casa y los etcéteras tienen premios importantes y yo no me he enterado?

Jesús González dijo...

Jajajaja no mamar "Doorman of the year"

¡Un saludo!

Luis Frost dijo...

"Building Entries Chats"!

Towers, Gabriela dijo...

Premio al comentario, por favor.

También hubiera sido aceptada la imagen de un burro espantándose las moscas mientras escuchabas al portero o de unos changos resolviendo problemas de álgebra. Me ha pasado.

Pelo dijo...

¡Pero si ya reveló su identidad: Alicia Montemayor!

¿Qué le vas a dar?

¿Entre todos la agarramos a besos o qué onda?

Buen post.

Profana dijo...

Siempre hay uno así: Así justo era el administrador de mi edificio.

La clave, querida Lilián, es anticipar tu prisa antes de entablar el díalogo: Uy, vengo nomás de pasadita a preguntarle rápido porque *dejé los frijoles en el fuego/ voy de salida/ voy corriendo al baño* (aquí formulas la pregunta). Si puedes estarte moviendo como loco durante tu cuestinamiento y la respuesta, el método suele ser más eficaz.

Slds.

Blue dijo...

Sí queremos premio pa' Anónimo jajaja y más gracia me hace la etiqueta "mis vecinos sicópatas" jajajaja

Invierno Funk dijo...

Hola... oye estuvo con madre tu comment en el blo de defeña... coincido completamente con usted...

solo era eso

saluuuuuos

Mike dijo...

Tengo el vago presentimiento de que Alicia Montemayor esta buscando pelear contigo =)

¿Acaso será algún fantasma del pasado?

Emilio dijo...

Yo opino que le expliques al portero lo que son los blogs y que abra el suyo.
saludos!!

Anónimo dijo...

Al principio pensé que era una broma y después percibí un reclamo airado. Pero si estamos chupando tranquilo!!

Lilián dijo...

Todos:

No se trata de Alicia Montemayor. Dicha señorita vino a refrescármela ayer, con un comentario casi idéntico PERO EN SERIO. Ya lo postearé. Acá el anónimo, cuya identidad ya sé pero mantendré en suspenso para deleite de todos, escribió una deliciosa parodia de la sarta de insultos que recibí.

Gracias.

Alice dijo...

uuhhh si la gente mayor tuviera blogs....

Defeña salerosa dijo...

A estas alturas no sé qué fue mejor, si el post o el blog.

Creo que a la mayoría le ha pasado eso de quedarse prisioneros en medio de las pláticas nostálgicas de los antigüos, la neta no es que una tenga cara de esto o aquello...lo q pasa es q una se deja, y pus te sale lo buena gente y sientes q no tienes corazón para interrumpir (bueno, al menos es lo que me pasa a mí). Claro también estoy pensando en otras cosas...como "estúpido Brad Pitt, cómo dejó a Jennifer por la loca de Jolie" etc.

Defeña salerosa dijo...

Estoy re-güey, quisé decir "el post o el comment"

Invierno Funk dijo...

chale a mi si me gusta que me platiquen los viejillos, se sacan historias muy cagadas que nadie imagina...

en mi trabajo está don fidel que es el de la limpieza... y el no cuenta nada... casi casi tengo que sacar sus historias a tehuacanazos... pero son buenísimas... en la vida te imaginas que el guey ha viajado más que cualquier persona, que ha perdido su casa en una apuesta, y que gano 800 mil pesos en una pelea de gallos...

mándame a don daniel... dile que yo si quiero escuchar sus historias de antaño...

y cada quien sus cubas

Félix F. dijo...

En general, lo que hizo el portero es lo mismo que haces con tu blog, Lilian. Escribes y opinas y cuentas y relatas cosas tuyas acopiadas a lo largo de tus veintitantos años bien vividos y sufridos. A muchos interesa, a otros mareó a los primeros post leídos, algunos te conceden unos minutos de atención y otros optaron por ignorarte. Los más no saben que existe lo que cuentas. No es una descalificación a tu post, porque creo que, así como recomiendan que seamos vecinos tolerantes, también tenemos el derecho de que sea tolerado nuestro humor disidente o amargoso. De modo que qué buen puntacho el tuyo y qué mal pedo el tuyo.

Saludos

el vico dijo...

Muy buen relato, a mi me pasa lo mismo, tengo cara de escuchador...jijijij por otra parte me parece excelente que tus textos inciten al debate público.... Saludos, allá nos vemos!!

(Just) Danito dijo...

¬¬

Tu troll es tan creativo que sería mi primer sospechoso

¬¬

Don Rul dijo...

Lo que no entiendo es por qué la discriminación: te caga que un viejo te cuente su vida y te deleitas leyendo las pavadas autobiográficas que pueblan los blós.
Creo que el meollo está en que tú no sabes lo que es sufrir y la neta, seño, yo también he sufrido mucho. Si no, ¿por qué soy así?

lavega dijo...

Eso de que las personas mayores te cuenten su vida no es, como pareciera, algo poco comun. A mi tambien me pasa que mucha gente mayor (viejitos con respecto a mi edad, matusalenes con respecto a la edad de un recien nacido) cuentan su vida.

Creo que es la necesidad inerente del ser humano por comunicarse; sobre todo cuando la mayoria de los de su generacion (de los viejitos) ya han dejado de consumir oxigeno.

Por otra parte, consider que una persona te cuente su vida, de buenas a primeras, es porque esa persona es harto chismosa o que simplemente irradias confianza, asi que no me parece que sea tan malo que las personas te cuenten su vida. Igual y luego esos relatos te sirvan para cuando escribas un libro y se vuelva un best-seller y seas asedida cual Stephenie Meyer o J. K. Rowling

Eutymia dijo...

Añado a lo de profa una recomendación: A la pregunta ¿Señorita cómo está?, responder 'con más hueva que ayer' o bien, 'amargada, gracias'. Huyen como moscas, me ha funcionado mucho.

Lilium dijo...

"Alicia Montemayor" es como nombre de película mexicana de los años 60 interpretado por Alicia Bonet.

A mi también me hizo reir. Venga el premio!

I read the news today oh, boy dijo...

los anónimos hacen del mundo un mejor lugar jajajaja

Heksolson dijo...

Pretencioso tu post y no porque me llame Daniel ¡jajaja! sino porque es mucho pretender el ponerse en el centro de un suceso demasiado común y quejarse de ello, sin embargo, lo haces con cierta gracia... :P Salú2

Tabita dijo...

Hace mucho tiempo yo hubiera hecho un análisis como el tuyo sobre la situación en cuestión (viejitos habladores)... alguno de mis maravillosos amigos me hubiera detenido con un "te pasas Tabita, que ácida", y hubieran tenido toda la razón de esta vida y de la que sigue. Ese ácido se puede soltar de maneras mucho menos destructivas para ti y para los demás.

Anónimo dijo...

Crap, es como ir a la tienda de doña Dulce, cada vez me cuenta algo diferente... :S

Israel V.R. dijo...

La gente que cree tener algo importante que contar, siempre lo va a contarte ese algo. Te acechan furtivos e insomnes a que les muestres un poco de simpatía. Pero solamente lo hace la gente que cree tener algo importante que contar.