18 de septiembre de 2008

Amores enfermizos


El DF me ha dado muchas patadas en el trasero. Ahora mismo escribo en otro lugar, en un pueblecillo a menos de dos horas de distancia, y pienso que el DF sigue maquinando nuevas formas de patearme el trasero. Se ha de agazapar en su mancha urbana, reflexivo en la quietud de las 3 de la mañana (casi completamente libre de tráfico e inmundicia ambulante), y piensa:

“¡Ya sé nuevas formas de chingar a Lilián, oh sí!”

Y luego se ha de relamer los bigotes de smog y pavimento y se ha de ir muy contento, porque con toda seguridad seguirá pateando mi trasero de lo lindo. Pero, a pesar de todo, lo amo. Lo amo con todo y sus potenciales crímenes y asaltos (que no podrían importarme menos, desde que tengo un poderoso y especial gas pimienta) (especial por provenir de quien provino y por todo lo que significó cuando me lo dio y nos miramos a los ojos y supimos en ese momento que nos pertenecíamos y que le pertenecíamos a los delincuentes y los violadores, que ahora deberían temerme: ¡a mí y a mi gas pimienta!).

Si lo amo a pesar de que continuamente me patea el trasero, ¿significa que soy adicta a la flagelación y a la humillación sistemática y creativa? ¿He desarrollado un patrón de relaciones enfermizas y prohibitivas, repletas de malentendidos y destiempos, que potencializarán mi energía vital de modo que a los 40 años esté lista para enredarme con un muchachito de 17 y seguir viviendo la vida loca? ¿Es que soy autodestructiva y me gusta que me pateen el trasero a pesar de mi amor y mi veneración constante, de mi adoración a los tacos afuera del metro cualquiera y el tránsito descabellado y el olor de alcantarilla y las innombrables de Reforma?

¿Es eso, Distrito Federal? ¿Quieres que me humille ante ti? ¿Quieres que me ridiculice, que me ponga de rodillas, que me desgarre las vestiduras manchadas de humo de combi y diga “sí, te acepto con todo y tus errores”?

Pues bien: así será.



12 comentarios:

Diablo dijo...

pueeees, a mi me caga ir al DF, es una ciudad demasiado cabrona...

yo soy feliz en mi ranchito

y eso que mi rancho tambien me da mis patadas en el trasero... pero es mas suave

aline dijo...

Todos se dejan cautivar por mi ciudad. Por supuesto que si. Y si te vas ( cosa que espero que no, por que si no, las pedas serán aburridas), siempre podrás recordar el ya famoso " De mejores lugares me han corrido"

Un abrazo peceril

El Agus dijo...

Si ya has comido tacos afuera del metro y no te ha pasado nada puedes sobrevivir a lo que sea. Chilangolandia sufrirá de Lilianitis un buen rato.

Saludos

Isteri dijo...

mientras sean patadas....todo está bien...aunque debería tomarle gusto al exhilio continuo.

un abrazo

tu chica yeye dijo...

jajajaja la gran ciudad patea-traseros

wey... cuantas veces dijiste trasero? si hubieras puesto "nalgas" te hubieran llegado mas visitas :P

Towers, Gabriela dijo...

¡Toma eso D.F.!

rogelio garza dijo...

todo amor es enfermizo.

y como tal, al df lo odias y lo amas.

saludos la blacklili!

chorrocientosmil dijo...

me imagine al df con una gran bota pateadora asi como cuando a bart lo iba a patear Australia...
ps yo en mi ranchito estoy feliz, aunque me aburro, y no, no creo que seas masoquista o alguna de sus ramificaciones (esque aun no se los diagnósticos diferenciales), más bien creo que son mas las sonrisas defeñas, los ojitos, y los besos sabor smog las que te enamoran que las cochinas patadas y mentadas de madre que te propina, no? esque aparte hay que contar que somos mujeres, somos mas enamoradisas
amor defeño=amor del bueno

BuenasChambas dijo...

ps a ver si se te hincha o algo!

jajaja hay que ver siempre el lado bueno ;)

Anónimo dijo...

por fin encuentro una vieja que adora el df tanto como¡¡¡¡¡¡si las marchas,plantones ratas,las otras ratas"esas que llevan uniforme"y las torteadas en el metro no te corren, reynita creo que nada lo hara¡¡¡¡¡¡

...Mejor pongo un seudónimo aquí dijo...

pues si, tal vez seas de alguna forma masoquista pero dejame decirte algo.. no es nada personal!!! el DF odia a todos por igual y lo mismo aplica para el área metropolitana, son compadres jodegenteinocente si te sirve de consuelo...

chingaderas dijo...

Amé al DF bigotes-de-smog. Yo tambien tengo la idea de que esta ciudad conspira en mi contra, pero los chilangos solo me dicen que "pinche fuereño, ya acábate tu cerveza" u_u