24 de enero de 2008

Divagaciones muy baratas en torno a temas no específicos

Antenoche soñé con Heath Ledger. En algún punto, el sueño se volvió apocalíptico y tristísimo (por la inclusión en el minuto 12 de un ancianito parapléjico, como es natural), pero recuerdo que antes de esa parte aparecía Heath enfundado en botas vaqueras. Se veía guapo.

Siempre que mis hermanas y yo sostenemos charlas frívolas, hacemos una lista de los actores más atractivos del mundo.

Heath siempre estaba en los primeros lugares.

No puedo decir que su muerte me acongoja. Hace unos días me enteré, IMDB mediante, de la muerte de Brad Renfro... Enseguida lo asocié con la muerte de River Phoenix, y en su one hit wonder como el valiente Mark Sway en El Cliente. Pero eso fue todo.

Como de Heath sí era seguidora, y lo soy desde que lo vi por primera vez en una peliculita adolescente, su muerte me resulta confusa, perturbadora e injusta en muchos sentidos.

Estaba pensando en esto y otras cosas en el camino de regreso. Y luego el chofer del camión puso una canción de Rocío Dúrcal que inmediatamente me hizo configurar un Top 5 exprés de las canciones más tristes. Junto a "My Sweet Prince" de Placebo, "Maybe Sparrow" de Neko Case, "Crestfallen" de Smashing Pumpkins y "Last Goodbye" de Jeff Buckley, colocaría "Amor Eterno" en primer lugar. Yo puedo ser tan increíblemente ridícula y barata que una letra así me parece lo más triste que puede haber.

Tengo mis razones, por otra parte.

Luego llegué a mi casa y me puse a ver House. Había un adolescente con un tumor enorme en la cabeza, parecido al del Hombre Elefante, y en algún punto le dice a su papá que lo trata diferente porque "no me gritas, ni siquiera cuando me lo merezco". Enseguida imaginé a un papá conteniéndose ante la imagen de su hijo desobediente, pero deforme, y el estómago hizo un nudo bien momentáneo.

La cantidad de cosas que me conmueven es abrumadora y estúpida. Como me la paso corrigiendo notitas irrelevantes todo el día, y nadie sabe mejor que yo lo que acontece en el municipio de Cadereyta de Montes, estoy enteradísima de lo que hacen todos los Sistemas DIF del estado. Cada que escribo "desayunos en caliente", me imagino un plato de avena hirviendo.

Eso no era conmovedor, pero tenía que decirlo.

Ayer vi La Dalia Negra y no lloré, porque me pasé la mitad de la película con los ojos cerrados y pensando en Winnie Pooh en un campo de florecitas amarillas.

Voy a buscar en YouTube el comercial de La Lechera Flakes que me hacía llorar (aunque no espero encontrarlo) y entonces sí exponerme para que todos digan: tu hipersensibilidad no es más que una explosión hormonal y una tendencia bastante ingenua para que tu sensibilidad blah blah blah. Y ya no los escucharé más porque estaré moqueando ante la imagen de un niño mutilado de ojos grises en una tarjeta Ladatel.

7 comentarios:

Quéjome dijo...

Jo!, estabamos viendo lo mismo, buen episodio aunque no me he hecho super fan del doc se me hace buen programa (lástima de traducciones).

Suerte con el niño mutilado! (ahh y buen finde)

dre. dijo...

Crestfallen también está en mi top 5 de canciones tristísimas. Aunque era previsible.

De la muerte de Heath: Me pareció innecesaria y absurda. En todo caso hubiera preferido mil veces que desapareciera alguna renombrada socialité o algún músico pop, de los cuales suele haber más de los estrictamente necesarios.

Y yo confieso, que me enamoré perdidamente de él en "10 cosas que odio de ti", sniff.

Anónimo dijo...

Hello
Through a different kind of silence
I'm waiting, I'm wasting
Into the road of sadness
I'm walking without you

Hello, hello, hello, hello
Is it gonna last?
Why dont you come and take me with you?
And so I know you had to go
I'm dreaming of the past
An echo of the years we passed through

Asleep in your arms I'm drifting
I'm falling in sorrow
Dead to the world you left me
In footsteps I follow

Hello, hello, hello, hello
Is it gonna last?
Why dont you come and take me with you?
And so I know you had to go
I'm dreaming of the past
An echo of the years we passed through

Esta rola si es triste, me recuerda y me va a recordar a ti siempre.

Yo soy ella dijo...

Yo soy fan del Heath, pero si sentí así feito por que me dí cuenta de lo leve y temporales que somos...

un minuto de silencio.

Don Rul dijo...

¿Te parece injusta la muerte?
A mí me parece injusto que a ti los anónimos te manden canciones y a mí nomás me digan “Callate el hocico vil mugre”, así sin acentos.

Buen poust. No conozco a nadie de los mencionados, pero supongo que todos son gente a la que extrañaremos mucho.

Towers, Gabriela dijo...

Algo pasa, yo también he estado inexplicable y terriblemente hormonal, es absurdo.

Sabes que estás tocando fondo cuando casi lloras escuchando una canción de Mijares en el camión, me ha pasado, me di tanta vergüenza. Malditas etapas vulnerables post break-up.

Mal por Heath, pero me pegó más la muerte de Brad Renfro, fue mi crush durante toda la adolescencia. Malditas drogas. Lo increíble es que Britney sigue viva, outliving all junkies.

[ Hródric ] dijo...

lo último que me dio algo así como tristeza fue una película polaca que vi antenoche con mi madre al lado... bueno como tercera o cuarta vez que la veo... a mi madre no le gustó mucho, sobre todo la parte donde matan al taxista.

y cuando mencionaste youtube y la palabra ridículo se me vino el recuerdo de ese comercial de una leche en botellita que me linkeaste una vez... y me brotaron consecutivos jajajajajajajaja.