13 de junio de 2007

Ocho detalles que ni son chuscos ni interesantes, pero que ahí les van...

Por invitación expresa del buenazo de Miguel Cane, este ¿juego? que tiene el objeto de escribir ocho detalles sobre uno mismo y luego invitar a otros a que hagan lo mismo.
Aquí voy:


  1. Soy muy neurótica y mis excentricidades a veces rayan en lo ridículo. Por ejemplo: la gente no puede tomar más de un cubierto en mi presencia; el sonido de los cubiertos amontonados me produce una aversión casi tan absoluta como la que algunos sienten con una uña en el pizarrón o una corcholata aplastada en el piso.

  2. Tengo dos hermanos y dos hermanas, todos ellos mayores que yo. El asunto ahora es benigno y feliz, pero cuando ellos estaban en la edad de la punzada y yo no era más que una escuincla impresionable e inocente fui objeto de sus burlas encarnizadas. Léase: fui su botana hasta que se cansaron. Me vestían como Margarito y me grababan diciendo el clásico "Láaaastima, Margarito", mientras me daban una pera como premio de consolación (?). O me ponían bigotes y una chamarra de motociclista y me hacían ejecutar malabares imposibles. O me llamaban "mocosa" y "Lila Deneken". Etcétera. En realidad me divertía bastante. Ahora tomamos cerveza y yo me comporto muy diplomáticamente con sus parejas/esposas/esposos/concubinos.
  3. Padezco ofidiofobia, que es la fobia hacia las... En realidad nunca digo el nombre y todos los que me conocen se refieren a ellas como las "innombrables". Una pista: "tengo una innombrable en mi bota" (con acento ranchero) o "a la innombrable, innombrable de la mar...". ¿Cactan?
  4. Este me da vergüenza, pero igual lo diré: he besado a cuatro hombres en lo que va del año. Probablemente no es una cifra estratosférica ni apantallante, pero en mi caso es más de lo que lo había hecho durante toda mi pubertad/adolescencia. Para explicar lo anterior no tengo más que decir que las circunstancias se dieron en el momento preciso y en el lugar adecuado, ñaca ñaca. Digo, en el caso de los que fueron besos arbitarios y accidentales. Y de los otros eran de esos que uno da porque... tiene que darlos, ¿entienden?
  5. ¿Quién será el quinto...? El mayor de los hombres que he besado tiene 46 años.
  6. Otro detalle ruin que no debería compartir: tomé mamila (o biberón, pues) hasta los seis años. PERO aclaro que era nomás por gusto y eso sólo durante las noches, cuando mi máximo en la vida era tomar la leche ahí y pasar los dedos por los conitos (flequitos) de las cobijas. Creo que esa es la sensación más beatífica que recuerdo.
  7. Estudié en la mundialmente conocida Preparatoria Sur, que en realidad se llama Salvador Allende. Es muy curioso: a los quince años no sabía quién era él y ahora planeo mudarme a Chile en cuanto las aguas se templen un poco.
  8. Una de las frases más geniales que me han dicho provino de una chicuela que, en una carta, escribió: "Podrás ser de un pueblo, pero yo creo que tienes mucho mundo" (¡áijos!).

Bah: estuvieron aburridos. Nada de sexo, drogas y rocanrol. En fin.
Ah y lo paso a Don Rul y a... eh, al chico que dejó un comentario en el tagboard, Chukustako...

6 comentarios:

Don Rul dijo...

Chale, ¿no que no nos gustaban estas madres? Se están regando como pólvora estas mugres. ¿Y las respuestas se las tiene que imaginar el amable lector? ¿O es de pregunta de opción múltiple?
De todas maneras estuvo muy bonito leer tus respuestas.
Y sí, de verdad que eres de mucho mundo.

Croquetero dijo...

Que quiere decir CACTAN? Nueva palabra?

r2 dijo...

Wuauuu hay varias kosas ke no diria de mi nunka juar juar ke valor, me gusto tu post luego te leo completa hoy very bussy saludos y mucho gusto morra...

Write you later
r2

rogelio garza dijo...

la más freak de tus obsesiones me pareció la de los cubiertos. si algún día te invito a comer a o cenar (y se nos hace ir), ten por seguro que te llevo a comer pizza, tacos o sushi, cero cubiertos.

síguele con tu guía de blogs, está de bolas.

Anónimo dijo...

Te faltó decir cuando fue tu primera relación sexual? y si has tenido sexo ultimamente porque te notas muy estresadita.

El otro cuate (Guillermo C.) dijo...

Vivora, vivora, vivora!

Saludos!