25 de junio de 2007

De cuando me quité la máscara de Grupi y me puse el disfraz de Periodista Seria®

Entrevisté a Lucybell. El asunto fue muy emocionante a pesar de que hice muchos osos, como decir Pólice en lugar de Police o derramar el azúcar por todos lados mientras me preparaba mi té con manos trémulas.

Me citaron en una chocolatería en la Condesa y yo llegué muy puntualita con mis chaperones, léase mi carnala y mi cuñado. Estaba preparando mis notas apresuradamente cuando llegaron Eduardo Caces -el bajista y tecladista- y Jorge Gaete -el simpatiquísimo mánager, con el que me estuve carteando virtualmente durante todo el día anterior- y entonces yo hice acopio de toda la dignidad que no tengo y me dispuse a ser una periodista musical con todas las de la ley.

(Claro que en el fondo mi grupi interior quería decir "Aaay, Lucybell, dénme un autógrafo, los amo, aaay, qué emoción". Pero me contuve).

Jorge llamó a Claudio Valenzuela -el vocalista, quien para mayores señas es mi Sueño Erótico Número Uno- y, según mi hermana, le dijo algo como "la niña ya está aquí". Esto yo no lo escuché y ultimadamente no tiene mayor importancia, salvo que ahora mi autoconfianza está hecha añicos y ahora cuando me veo al espejo no veo más que una escuincla poco profesional e infantil.

Excelente todo.

Hablamos de muchísimas cosas y pude comprobar lo que el profesor Efraín solía decir con frecuencia respecto a las entrevistas: "si no logras que te respondan de un modo, vete por otro lado, llégales de una manera diferente" (parafraseado, claro).

Con lo cual logré que me dijeran sus secretos más íntimos. En realidad, lo que yo buscaba era que rememoraran un poco su infancia en Chile y lo logré con creces: hablaron del Innombrable (el tata Pinochet), del golpe militar en 1973, del río Mapocho, de las leyes arbitrarias en cuanto a las asociaciones y los toques de queda, los lujos de tener teléfono o computadora y, en general, lo mierda (y aquí los cito) que estuvo todo aquello.

Comprobé que sí se llaman Lucybell por la hija del guitarrista de Cocteau Twins, Lucy Belle. Que su plan más inmediato es dormir a pierna suelta. Que, como todos los chilenos, se refieren a los niños como "pendejitos" y no lo hacen de manera despectiva. Que desde los doce años el Cote tocaba "a toda raja". Que si estás en la "cresta" te tienes que bajar. Que Claudio tiene simbolismos junguianos que se reflejan inconscientemente en las letras de sus canciones. Y que, bueno, si yo no fuera tan "pendejita" me invitarían a salir, pero qué más da.


Nótese cómo el mesero idiota arruina toda la tensión acumulada. Y cómo pongo tanta atención que la única forma de demostrarlo abiertamente es asentir a lo loco.


Claro, cuando todo terminó pude ¡por fin! desprenderme de mi disfraz y posar para las fotos como la excelente grupi que siempre he sido.



Acá sí dije "mejor cierro la boca y poso más o menos circunspectamente". Creo que funcionó.

Tampoco podía dejar de poner esta foto, donde me besuqueo a Claudio:

Claro que sólo es un bobo besito de saludo, pero hasta ahí uno nota la tensión sexual, ¿a poco no?



En total: 1 hora con veinte minutos de conversación, 17 cuartillas de transcripción íntegra, 33 fotografías, 3 videos, dos expressos, un té negro, mucha azúcar derramada... Una excelente entrevista =)

7 comentarios:

Don Rul dijo...

Jajaja. Pues muy buena reseña, buena entrevista, buenas fotos y buena experiencia. Y tú sales guapa en todas, hasta en la de la sutil sonrisa.

mike dijo...

Je! Apenas y se escucha tu voz de "pendejita"...

No sé por qué, pero siempre tuve la idea de que tenías la voz un poco más grave =)

mike dijo...

Me faltó mencionar que estuvo muy bien la entrevista, me imagino que saldrá publicada en La Mosca, no?

Lilián dijo...

¿Grave? ¡Si siempre he tenido la voz de pito! Y sí, la entrevista en su versión 'formal' saldrá en La Mosca, pero no estoy segura en qué mes exactamente.
Y Don Rul: gracias por los cumplidos, pero tampoco nos hagamos. Esa sonrisota imbécil a nadie le queda bien =)

Serphy dijo...

A tu blog me llevo tu comentario en el de Mulder donde nos da una catedra de su parcial conociemiento-investigacion del Che, en particular tu comentario de lo tuyo son las computadoras... fue la primera sonrisa de la manana.

Estare acosando tus escritos.

saludos

rogelio garza dijo...

qué buena onda, lilián, estupenda experiencia. pero todos los que escribimos en estas revistas somos fans de alguien, qué chingón que pudiste entrevistarlos.
ardo en deseos de leer esa entrevista, por alguna razón me la imagino muy cachonda.
por si fuera poco, un compañero de la agencia puso en mi escritorio un disco que se llama Comiendo Fuego del susodicho trío... no los he escuchado, probemos algo a ver qué tal suenan...

besos

VEANE dijo...

oye, gracias por compartir tu experiencia
No quisiera aceptarlo pero tu blog lo conocí por mi groupie interna que se desbordó en los últimos meses por aquel trío.
Regresaré seguido.