28 de septiembre de 2009

Elegir para luchar


El jueves fue un día curioso. En la tarde fui a ver
El luchador a la Cineteca. No lloré, lo cual es raro porque yo siempre lloro, incluso con los comerciales de pañales para bebés.

Sin embargo, me conmovió muchísimo. Su efecto en mí fue inmediato, desde los créditos mismos, en el momento en que aparecen las horrendas revistas ochenteras, con tipografías verde perico sobre blanco y negro, con frases como "su futuro vale oro" o algo en el mismo tono. Y, sobre todo, un detalle idiota que me situó en el corazón del patetismo: la cabellera rubia larguísima, falsa, con caireles desordenados.

Hay un ademán muy sutil que hace Mickey Rourke al entrar a un baño: mientras se está lavando las manos, se mira en el espejo con una mezcla de vanidad, lástima y vergüenza... y se acomoda el cabello. Es un gesto muy rápido, casi inadvertido, pero en eso reside su hermosura. En ese detalle estriba una actuación tan profunda, tan potente, que a todos nos dejó murmurando "sí, maldita sea, sí, se merecía el Óscar". Cuando en realidad queríamos decir: "sí, maldita sea, sí, Rourke es Randy "the Ram" Robinson". La misma gloria venida a menos, el mismo éxito malgastado, la sensación de que
el único lugar donde no te lastiman es ahí, bajo el spotlight, frente a los gritos de la gente que no te conoce.

Más tarde, sin darme cuenta primero de la coincidencia, fui a ver el espectáculo de las Improluchas. Consiste en dos duplas de actores improvisando sobre un ring, con réferi, carambolas y llaves ensayadas. Fue fantástico: nos reímos mucho, votamos por uno y por otro, y al final ganaron los técnicos -que sí, eran los mejores. El fenómeno curioso de las duplas es que en realidad ganan por una persona solamente, porque en todas hay una tabla sin agilidad mental ni carisma que sólo responde porque Alá es grande. Así que, en realidad, uno vota por la mitad de la dupla, y le da el triunfo también a alguien que no lo merece.

Al final, con música instrumental de fondo y una edición dinámica y en cámara lenta de los distintos personajes de mi serie personal, reflexioné sobre la lucha de la vida diaria y la imposibilidad del triunfo y la vida eterna de los camarones del golfo de México. Y cómo siempre, invariablemente, uno pertenece a dos categorías: rudo o técnico.

No sé en qué consista ser parte de una categoría u otra. Se me ocurren ejemplos, como a todos: rudo es el que opera con ofensivas, y no con defensivas. Rudo es el que consigue lo que quiere bajo filosofía maquiavélica. Rudo es el fuerte, el gañán, el exitoso, el que no se deja amilanar, el que responde a una bofetada con una patada en el culo y picándole los ojos al oponente.

Pero entonces, ¿técnico es el que se victimiza? ¿El que es pasivo y noble? ¿El que opera con la inteligencia, más que con la fuerza bruta? ¿El que sufre, al final, porque todos siempre lo abandonan?

Entonces pensé que Randy Ram era un luchador con todo en la vida para ser rudo, pero que al final se había decantado por la técnica. Un perdedor en cuerpo de ganador, quizás esa sea la definición exacta del técnico.

Supongo que, al final, siempre tenemos qué elegir de qué bando somos, para poder luchar adecuadamente. ¿Derribar a los rudos o resistir como los técnicos?

No me pregunten. Yo nací para réferi noqueado por accidente.


13 comentarios:

El Agus dijo...

Hay otra frase que no se quien la dijo pero la dijo: Solo hay dos formas de estar, agarrando el martillo o dejándose dar.

Lástima que cada vez somos más los que nos dejamos dar.

Saludos.

P.D. muy bueno tu texto en el Chamuco, El Fisgón justo ahorita debe estar haciéndote algún rito vudú para castigarte.

Alice dijo...

Menos mal que no naciste para edecan que da la vuelta al ring con el numero del round (o eso solo es en el box?!)

Unicornio dijo...

Y...
¿Cuando se es rudo con aspecto de técnico?
¿O cuando se es técnico y al voltearse el réferi se le da una patada en aquellitos al rudo, so pretexto de resbalarse?
¿O cuando se es como Carstens y se es culpable de la in"fluencia" "PORKiria"?
¿O cuando los 'ches pumas fallan goles a 1 cm de distancia, pero dicen que "es que no se dieron las nal..., perdón, las cosas"?

En fin. Mientras no sea uno de las chicas teibolosas que acompañan a los luchadores (porque de que son rudas, rudas, ruuuudas, pero con técnica, ni quién lo dude!).

Pensativamente,
ring que más aplauda, le mando, le mando, le mando al Unicornio...
P.D. ¡Y eso es to.., eso es to.., eso es todo, amigos!
(Carstens dixit).

Blue dijo...

No, Técnico es el maquiavélico, la que logra "vengarse" de una malaonda sin verse corriente y verdulera; que obtiene información sin que le señale por chismosa... Yo creo que los técnicos tienen más gracia ;)

thono dijo...

yo mas bien me siento como espectador.Si, ese que grita y chifla cuando ve que alguien lo hace y cuando no se tapa la vocacon la mano para disimular soy de esos espectadores que tiene la tonta idea de que hay dos bandos pero a fin de cuentas los dos tienen la misma finalidad,doblegar al otro.
Entonces como espectador digo......cuanto esperare al verdadero tecnico? o sera que yo me tengo que enrudecer?.........(jijiji primera vez que comento)

thono dijo...

yo mas bien me siento como espectador.Si, ese que grita y chifla cuando ve que alguien lo hace y cuando no se tapa la vocacon la mano para disimular soy de esos espectadores que tiene la tonta idea de que hay dos bandos pero a fin de cuentas los dos tienen la misma finalidad,doblegar al otro.
Entonces como espectador digo......cuanto esperare al verdadero tecnico? o sera que yo me tengo que enrudecer?.........(jijiji primera vez que comento)

thono dijo...

yo mas bien me siento como espectador.Si, ese que grita y chifla cuando ve que alguien lo hace y cuando no se tapa la vocacon la mano para disimular soy de esos espectadores que tiene la tonta idea de que hay dos bandos pero a fin de cuentas los dos tienen la misma finalidad,doblegar al otro.
Entonces como espectador digo......cuanto esperare al verdadero tecnico? o sera que yo me tengo que enrudecer?.........(jijiji primera vez que comento)

cuatro dijo...

Todos somos golpeados y golpeamos, creo que no es qué se es o quién se es... es quién se es en un momento determinado.
Lo importante es ser egoísta.

Kabeza dijo...

Ajúa. Digo, amén.

ju. de luna dijo...

Hola ¿Qué tal? Mi nombre es Julia, fíjate que estoy haciendo mi tesis sobre etnografía en internet, me encantaría tu participación en ella, tienes algún correo donde pueda enviarte más detalles? mi correo es ju.delunap@gmail.com

Gracias por tu tiempo! saludos!

Kyuuketsuki dijo...

Luchar, luchar hasta el fin. O como dice el GRAN Rorschach: "Nunca traiciones tus principios. Ni siquiera en presencia del Armageddon".

No hay más que decir. Viva Rorschach.

kimagure_gil dijo...

Madres, alguien citó a Rorschach. Sublime. Sugiero también a Rourke en "Sin City". Vomito a Rourke cuando apareció en un programa de la WWE golpeando a Chris Jericho.

D´Maurice dijo...

No puedes ser referi cuando le picas los ojos a alguien (digase vida cotidiana).

O cuando le ayudas a una pobre viejecilla a cruzar la calle y eres tecnica.

China!, no te prives de las cosas que deseas.