6 de enero de 2009

Post increíble, milagroso

El primer post del año, escrito a las 5:45 de la mañana. ¿Por qué no? Es la hora perfecta para reflexionar sobre la bondad de la gente.

Les diré algo: la bondad es un concepto bonito, pero caduco. ¿Ir a marchas contra el cáncer de mama? Estúpido si tu contacto más directo con dicha enfermedad es un moñito rosa sujetado en tu solapa. ¿Ayudar a indigentes? Idiota si lo único que quieres es ser recibido por Pedro en el reino de los cielos, donde todos bailan Copacabana mientras toman margaritas. ¿Escuchar a tus amigos? Irrelevante si después de ello no les invitas una copita de alcohol y les dices de frente que el licor fue inventado para matar las neuronas del recuerdo y reactivar las de la parranda.

Les diré otra cosa: la bondad es algo más tangible, más sustancial. Dos GRANDES amigos acaban de irse de mi departamento, después de charlar durante horas sobre las cuitas de cada uno, sobre los ex novios y las ex novias, las primeras pachecadas y las primeras borracheras, los pies fríos debajo de las cobijas y el papel de los padres en nuestra formación. También hablamos de cuando íbamos en la secundaria, en la preparatoria, y cómo cada etapa ofrecía una oportunidad para transgredir y saltar barditas cada vez más altas.

Además, ¿por qué no?, nos empacamos unos alcoholes como bienvenida para el 2009.

Súbitamente, tocaron a mi puerta. Eran las 2:16 am. Pensé que mis vecinos, de usual tan ceremoniosos y amables, estaban ya un poco hartos de nuestras risitas y nuestra musiquita de adulto contemporáneo. Abrí media puerta con ojos suspicaces, dispuesta a lanzar un argumento en pos de la libertad de cultos y de tertulias. En cambio, desde la mirilla, vi a un tipo que me alzaba la mano amistosamente.

Tenía unas cervezas para nosotros. Me dijo que escuchó que nos la "estábamos pasando tan bien" y decidió hacernos el regalo. Palidecí. Pensé que cosas como ésta no pasan seguido, no al menos en mi mundo, ni en el de la gente que conozco. Le dije que pasara, pero dijo que tenía prisa.

La madrugada del 6 de enero. Quince minutos después de haber formulado la posiblidad de bajar al 7-Eleven de la esquina por más Bohemias.

Mi vecino me regaló muchas Bohemias frías, recién salidas del refrigerador, en una boslita de plástico. Me dijo que vivía en el 23. Me repitió que me la siguiera pasando bien. Pasadas las 2 de la mañana. En lunes.

Y aún así, hay gente que duda de los milagros. Los Reyes Magos existen. Hoy lo comprobé.

Les diré algo: la bondad no viene en forma de pequeños actos que hacemos con la secreta esperanza de que una deidad superior los atestigüe y luego los anote en un libretita con tres estrellitas y una carita feliz. La bondad viene en la forma de un vecino desinteresado, sin egoísmo en su sangre, que es capaz de tocarme en la madrugada para regalarme alcohol. ESO es la bondad y no chingaderas.




Gracias a Rufis y Profis por estar ahí.

20 comentarios:

Anónimo dijo...

y bien?

phr3ak dijo...

Mmm, no creo que sea bondad regalar chelas.

Lilián dijo...

Tú qué sabes de la vida. Seguro ningún desconocido ha ido a tu casa y te ha regalado un six de Bohemias en una bolsita de plástico por ningún motivo.

reaperstinky dijo...

Lilian... no lo peles!!! es como mis argentinos trolls... sienten que la realidad de su vida aburrida y triste se puede satisfacer un poco con joder la existencia freak (auténtica... no con l33t idiota) de los bloggers haciendo comentarios mamones y pendejos.

En fin, que chido que te la pasaste chido, que chido con los reyes magos.

Feliz año nuevo... y paga los tamales si te sale el muñequito.

Un abrazo amistoso y reverberante hasta tu depa chelerísimo.

Defeña salerosa dijo...

Coincido al 100% contigo, gran anécdota!!!

*el licor fue inventado para matar las neuronas del recuerdo y reactivar las de la parranda.*

Caso Patologico dijo...

Yo también sería capaz de tocarte en la madrugada para regalarte mas alcohol, o un billete de 500 pesos ... :D

saludos!
Mario

Cecilio dijo...

¡Qué padre! Es como cuando encuentras la ropa más padre a un bajo costo o una cámara de 14 pesos que toma las mejores fotos del mundo ¿no?

Profana dijo...

El milagro del dìa de Reyes!!!!

Y yo que creí:
1) que en realidad, los Reyes no existían.
2) Que ya no se tomaban la molestia ni de dejar pedacitos de carbón.
3) Que no les gustaba la peda.

Ahora iré discretamente al baño a enjugar mis lágrimas!

Salud

chilangelina dijo...

"...desinteresado, sin egoísmo en su sangre".

Ternurita: aunque usted no lo crea, hasta a los Reyes Magos se les botan las hormonas de vez en cuando. Una nueva vecina sexy ayuda.

Ahora, si el mago de veras está rey, pues dejémoslo que siga haciendo el truco.

bLanche ʚïɞ dijo...

En hora buena, aquí los Reyes Magos por lo visto ni siquiera se asomaron.

Chico Che dijo...

A mí alguna vez me regalaron un six de modelo (¡puaj!), nada más que el tipo ya estaba bien fumigado y yo estaba 'pior' como para haber disfrutado de acto tan bondadoso.
¿No habrá sido una forma discreta de decirte que le bajaran al desma? Digo... suele pasar. Jajaja.

Saludos

El Nahual dijo...

La bondad viene ne forma de six de chelas

Anónimo dijo...

No es un poco tarde descubrirlo después de los 20? En fin, que bueno que lo has notado, te servirá seguro.

Jair Trejo dijo...

Pfff, a mí me pasó algo similar, en Monterrey, con un músico... pretty cool. Nomás que eran new mixes, así que en retrospectiva no le agradezco tanto.

Mateo 6:1-4
"1 MIRAD que no hagáis vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos: de otra manera no tendréis merced de vuestro Padre que está en los cielos.

2 Cuando pues haces limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los hipócritas en las sinagogas y en las plazas, para ser estimados de los hombres: de cierto os digo, que ya tienen su recompensa.

3 Mas cuando tú haces limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha;

4 Para que sea tu limosna en secreto: y tu Padre que ve en secreto, él te recompensará en público."

Isteri dijo...

mmmm, bondad?

naaaaaaaaaaa

tu vecino te quiere tirar, y creo que lleva un punto a su favor


acabo de ir a regalar wiski a todas mis vecinas y ninguna me abrió, cha

reaperstinky dijo...

Isteri ha hecho el comentario más atinado del mes!!!

Emilio dijo...

A mí me sucedió algo parecido -aunque lo mío fue mucho menos magnífico. Estaba en la playa cheleando con mi hermana y mi cuñado cuando una pareja de gringos nos ofreció un intercambio entre un churro (en realidad era una vachita de unos 5 mm) y una chela, nuestra última chela en realidad. Ninguno de nosotros queríamos mota, pero decidimos regalarles nuestra chela a los gringos y nos sentimos muy bien después je je
feliz año!

El Chamuco dijo...

El comandante siempre tan suspicaz. Probablemente sí, lo que no significa que el vecino 'desinteresado' lo logre.

Está bien feo. Pero es TAN gente.

Lilián dijo...

Chale, ya la cagué comentando con la cuenta de El Chamuco.

Qué poco profesional. Deberían correrme.

cineto dijo...

[...] un vecino desinteresado, sin egoísmo en su sangre, que es capaz de tocarme en la madrugada [... ]

Eso fue un lapsus o una cronica con mas detallade?