13 de septiembre de 2006

Postales Cafeteras



  • Un italiano entra a un Italian Coffee, pide un expresso cortado y luego lo escupe alegando que sabe del carajo.


      • Un yucateco pide trabajo en un cafetucho de medio pelo con el argumento de que él es 'barista de café gourmet'. En su solicitud se lee
      Pasatiempo favorito: acer caffe es una pacion
      • El mismo yucateco, en su semana de entrenamiento, no cesa de repetir que preparar café es un arte y que en él va diluido el ímpetu del hombre y la esencia de la mujer. Luego da lecciones de historia acerca del primer café que la reina Catalina de Constantinopla bebió y del grano dorado encontrado en los valles del Uruguay precolombino.
      • El jefe se da cuenta de que el yucateco es joto.
      • Una mujer pide un frapumoka con amaretto sabor frambuesa roja. La mesera se carcajea en su cara y sin querer escupe su bolsa.
      • Una cucaracha aparece en medio de un costal relleno de granos chiapanecos. La encargada no se da cuenta y vierte el contenido al molino.
      • Felicitan al jefe por el café de Chiapas. Tiene una consistencia crocante.
      • El dueño de una radiodifusora de música para las masas pide siempre un capuchino descafeinado y pasa por él sin bajarse de su Ranger del año. El día que aparece conduciendo un Chevy cubierto con logotipos de la estación, pierde el respeto de los empleados del café.
      • El yucateco cuenta la historia de su vida y presume de saber preparar un capuchino frío cortado en cinco partes iguales.
      • El café es como la esencia de la mujer.
      • El jefe corre al yucateco por joto.
      • Unas empleadas desgraciadas mezclan siempre ron con frapuchino o té helado y luego bailan sobre las mesas. Otro día toman cerveza Potro y brindan con cacahuates.
      • Cuando el jefe descubre la botella de ron vacía, una de ellas dice que debió evaporarse con el calor.
      • Cínica.
      • Un cliente se embriaga con té Chay y otro se levanta airado cuando le traen un expresso sencillo en una tacita como de juego de té. "¡Esto es un insulto pinches codos de mierda!", grita antes de tropezar con una silla y salir dando tumbos.
      • Otra empleada encuentra un placer casi morboso en regalar café gratis a sus amigos.
      • Las cosas gratis también se regalan.
      • Todo es una mentira.
      ¡Adiós 2 Minutos!
      ¡Para siempre!

      2 comentarios:

      Pepelele dijo...
      Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.
      Pepelele dijo...

      y es que viera que difícil es "regalar-café-y-cobrarlo-al-mismo-tiempo"-a-esa-persona-a-quien-se-lo-regala-"
      y... bah, demasiado largo.