30 de marzo de 2009

Me gusta mi trabajo en El Chamuco


Porque aunque mi labor elemental es corregir la ortografía y luego sufrir vergüenzas cuando se cuela un CUPLIMOS en plena portada (que no dejé pasar directamente, pero que igual se suma a mi larga lista de infortunios ortográficos), de pronto tengo oportunidades invaluables para ensayar chispazos de brillantez.

Por ejemplo, un territorio que es todo mío: la sección de cartas.

Ojalá no me lean LOS JEFES, pero he corrompido esa parte de la revista. En mi reino, mando saludos a quien se me antoje: a mis amigos de la cuadra, a mis amigos blogueros, a mis amigos tuiteros, a mis vecinos sicópatas y a la señora del puesto de carnitas. Elijo las cartas a discreción, mediante métodos poco ortodoxos: sostengo una brújula sin aguja imantada, le doy dos vueltas en dirección contraria a las manecillas del reloj, la arrojo por la ventana y mido un ángulo perpendicular al sitio donde cayó. Ahí, marco una flecha con orines de gato y la dejo secar al sol. Al día siguiente reviso cuántos forúnculos han surgido de mi marca, y con base en ello decido cuántas cartas saco, en qué orden las coloco, y qué lectores desecho sólo porque sus nombres son Miriam, Cutberto y Quetzalcóatl.

También elaboro las cabezas de cada carta. Me permito bajezas tales como: burlarme del lector en cuestión y... burlarme del lector en cuestión. Uso mis frases y palabras favoritas como "es lo de hoy", "zopenco" y "arbitrariamente". Le tiro pedradas a la iglesia, incluso cuando la ocasión no lo amerita, y le quito las mayúsculas a Norberto, Jesucristo y Jean Paul The Second.

Cambio la ortografía y la redacción. Mocho las cartas sin recelo. Modifico la sintaxis. Pongo palabras en la boca hipotética de sujetos oriundos de Colorinao de Zapatitlán. Me conmuevo hasta las lágrimas con relatos absurdos y exagerados, que cabeceo con el amor tierno de una madre ante el primer golpe de su hijito varón.

Soy tan atrevida...

Hace rato llegué al pináculo de mi inventiva. Decidí publicar esto como sigue:

Para beneplácito de nuestros lectores, y divertimento de nosotros mismos, hemos decidido publicar el siguiente circunloquio en su forma primigenia: tal como nos llegó. Disfruten.

“señores selos comente enuna ocasion antereor,me agrada que agan critica de los politicos y ecleseasticos,nos defienden por este medio del marranerio que hai en la polaca,pero tambien no sean complices de las pendejadas del prd,en su siguiente edicion voi a checar aver si hacen critica del marranerio que hiso el prd en sus elecciones internas de hai es de donde se ba a ver de que partido politico estan por que eso si ese marranerio fue orquetado por bejarano que sige alas ordenes de el pinche loco del peje,que cuando fue encontrado con esos videos mas chingones que cualquir filme, y despues el peje se hiso pendejo que el no savia nada ami la neta nunca me hiso pendejo ese wei como si se los hiso en chalelandia(df o a nuestros supuestos "intelectuales"que de eso no tienen ni madres, como monsivais,poniatonska etc,..”

Gustavo Vera Pérez



Debo admitir que tiene mucha mala leche EXHIBIR a los lectores, pero ultimadamente... ¿ya vieron? ¡Un conejo que vuela!



Nota:

Los invito a continuar el juego que propuse en el poust anterior.

A veces, cuando ---aquí insertamos una situación perdedora----, me gusta pensar que ---aquí insertamos un sueño irrealizado---.



Al momento tenemos:


Trompetista de Falopio:
A veces, cuando no me siento el centro de atención, me gusta imaginar que soy la reina del mundo.


S.S.:
A veces, cuando estoy bajando fotos de personas que no conozco en Facebook, me gusta pensar que de hecho yo corté con ella.


Defeña Salerosa:
A veces, cuando caigo en la paranoia extrema y reviso sus conversaciones, me gusta pensar que yo soy la reina de este barco.


Omar:
A veces, cuando debería estar en misa, me gusta ir a oler ropa interior (sin usar) a Liverpool.


M.L.Rod:
A veces, cuando se me cuelan en la fila del metro, me gusta pensar que cuando sea grande no les agradeceré al recibir el Óscar.


¡Participen! Haremos votación y el ganador se llevará un regalo hecho por mí y el gato Malken.



30 comentarios:

Octopus Queque dijo...

Eeeh! Ya aporté algo, pero en el post anterior. Bu, una ELE se quema en mi frente, ush.

bLanche ʚïɞ dijo...

Déjame pensar en mi aporte cultural....
Invitame a tu chamba, andale ¿siiiiiiiiiiiiiii?

Tumeromole dijo...

Ahí va la mía:

A veces, cuando veo a Carmelita Salinas en televisión, me gusta pensar que algún día compartiré cama con todas las 'aventureras' al mismo tiempo.

ge zeta dijo...

Ok ok voy

A veces, cuando no me pagan en mi trabajo, me gusta pensar que algún día seré yo quien decida a quién pagarle y a quien no.

=ANTONOMAKIA= dijo...

ES CIERTO CHEQUE MIS CHAMUCOS Y SE FUE EN EL 168 Y EL 167, CREO QUE NO SOY EL UNICO QUE NO SE DIO CUENTA

CADA DIA ANDAMOS ( ASI ES, EN MANADA ) TRAGANDO MAS CAMOTE

AUNQUE EL LA TRANSMISION DEL MENSAJE ES LO QUE CUENTA

Y BLA BLA BLA.

Aquiles Digo, antes Jordy dijo...

A veces, cuando leo concursos tan weyes como éste a las dos de la mañana, me gusta pensar soy capaz de darme media vuelta e irme sin comentar un carajo.

Fabister Crowley dijo...

A veces, cuando se descompone el Large Hadron Collider, me gusta pensar que me llaman a mi para que vaya a Geneva y se los componga en chinga.

Tamayo dijo...

A veces, cuando practico algún chiste que contare al dia siguiente, me gusta pensar que esa cita de negocios sera mas que una simple cita de negocios.

Yo soy ella dijo...

A veces cuando veo viejas ultra buenas por la calle, me gusta pensar que son frígidas y anorgásmicas.

Anónimo dijo...

A veces, cuando veo mi obesidad en el espejo, me gusta pensar que soy un flaco encerrado en un cuerpo de gordo.

Diablo Cody región 4 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
(Just) Danito dijo...

"A veces, cuando veo porno me gusta pensar que la tengo más grande que muchos actores"

Danito

Diablo Cody región 4 dijo...

A veces, cuando veo que mi ex ya tiene novia, me gusta pensar que ella es la que tiene que aguantar al neurótico, porque yo ando con Brad Pitt.

The fool dijo...

Por cartas así, querida Lilián, vale la pena trabajar. Va mi contribución:

A veces, en medio de una aburrida tarde en el trabajo, me imagino sabroseando a mi compañero de al lado en la cocina.

Y mi saludo?

Hermes dijo...

dios dentro de la cascara de nuez... asi todos seriamos felices :P... a ver, probare eso del a veces:
A veces, cuando tengo sexo por lástima, me gusta pensar que lo estoy haciendo con ella (suspiro irreprimible desde hace 4 años).

Towers, Gabriela dijo...

¡Poniatonska!

Cuando leí esa carta me entró el reflejo inmediato de editar y corregir como hago con las respuestas de los niños, pero hasta ellos saben escribir "anterior".

Rosada dijo...

Por eso u mucho más, serías una buena escritora.

Milo&Ganiza dijo...

[sarcasmo]
Tu blog es genial y me llena muchísimo; ¡no sabes cuanto!
En verdad que mereces, mínimo, el premio novel de literatura. Harías sonrojar de autocompasión a Cervantes.
[/sarcasmo]

Sigue así!

*cough* Zorra pretenciosa *cough*

hummm.. ¡que catarro!

PekasEnLasNalguis dijo...

a veces cuando leo blogs de gente que no conozco me gusta pensar que de gracias a ellos el TV Guia me parece una publicación de muy buen contenido

la ruta de la sabrosura dijo...

A veces cuando leo blogs, me gusta pensar que somos una generación enajenada.

Mike dijo...

A veces, cuando leo los comentarios ardillas de tus visitantes ocasionales, me gusta pensar que algún día tendrán las pelotas de poner un link verdadero.

Tete dijo...

A veces cuando la gente lanza comentarios ardillas me gusta pensar que soy una zorra pretenciosa.

Zorra Pretenciosa bah! eso es un cumplido y mas si viene de alguien que esta enfermo de catarro.

Sarita dijo...

Bueno, los comentarios de quien vienen. Y alguien que escribe "novel" cuando debería ser Nobel (con mayúscula por ser apellido)... se contesta solo.

Israel V.R. dijo...

Que ñoño

chilangelina dijo...

A veces, cuando un pinche gringo me ve con cara de "qué haces aquí, latina", me imagino que le pongo chile jalapeño a su comida, que el tipo se embarra las manos y que antes de lavárselas se toca los genitales. Muajajá.

Lilián dijo...

Por cierto, en un momento de iluminación ética, no dejé la carta así al final.

Si entendemos por iluminación ética la reprimenda del JEFE.

Dédalo dijo...

A veces, cuando practico coreografías pop-mariconas, me gusta pensar que algún día saldré con un bailarín famoso.

Luis Frost dijo...

yo quiero el novel de literatura. el nóbel ya se lo dan a cualquier pendejo.

Cynthia Ramírez dijo...

Ya intuía yo un estricto método de selección de Las Cartas de El Chamuco. Me conforta mucho saber que esa sección está en buenas manos.

Saludos

El Agus dijo...

a veces cuando me ponen a concursar con frases que empiezan con "a veces cuando" y no me dicen qué voy a recibir de premio, que lo más probable no sea de mi agrado o aparte con la mala suerte que me cargo lo más seguro sea que no me gane nada y siga por la vida tristeando pensando que en algún momento me pueda la suerte sonreir, aunque como dijera mi compadre como quiere ganarse el melate si no se compra el boleto y yo le digo que eso es pura ilusión y que nada más de segurito los premios se los dan a los allegados de la lotería nacional como le hacian en tiempos de marthita que esa si que sabía hacer tranzas juntos con sus hijos los bribriesca y además el loco del fox que por dopado y neurasténico el vaticano no lo dejó casarse en segundas nupcias con esa mujer tan fea que a lo mejor por eso su primer marido le recetaba entre oreja y oreja varios guamazos y que ella misma lo contaba aunque después se enojara y demandara a la olga wornath que le escribió un libro dedicado a su linda persona....me gusta divagar un poquito