30 de octubre de 2007

Reseña exhaustiva y objetiva del Manifest 2007

El clímax del día fue cuando quise golpear a un par de gordas que estaban delante de nosotras y que comentaban lo poco originales que resultaban las indumentarias del 97.8% de los asistentes y para ilustrarlo ponían el ejemplo de los estampados predominantes: cuadriculado y rayado. Y como Fani y yo traíamos rayas y cuadros, respectivamente, me enojé tanto que estuve a punto de comentar: "Oyes, ¿por qué habrá tanta gente gorda y fea?". Pero luego le vi sus dieciocho piercings labiales y me retracté. No eran ni las cinco y no estaba dispuesta a sufrir una fractura frontal fulminante... FUM.

En realidad, había todo menos gente gorda y fea. No. Pululaban las hordas asesinas de niños Ibero con peinados perfectos y atuendos muy bonitos y coloridos.
Las hamburguesas costaban ¡55 pesos!

Había gente fumando mota en cualquier rincón.

La experiencia de ir al baño era sublime y catártica. Por supuesto, al salir uno procuraba no mirar a su acompañante a los ojos y se hacía el firme juramento de no hablar de esa experiencia horrípida nunca jamás.

Y lo más importante: un frío fantasmagórico e implacable. Sufrí tanto, ¡Oh! Y en el número de The Rapture mi muela enojosa palpitó y palpitó hasta que desfallecí y me llevaron en camilla a una ambulancia donde me aplicaron sueros de ultratumba y me regresaron a la vida con una potente pastilla que me hizo ver estrellitas y me reconcilió con la humanidad.

Interpol: sublime. Pero qué digo: yo soy MUY fan. Y cuando digo muy fan, quiero decir: soy una grupi de mierda.

En medio de toda esa gente mi muela decía: "¡Iré por ti, grandísima bastarda. Iré por ti!".
Foto de Toni Fran
çois

Supongo que querrán saber cómo estuvieron las bandas y qué tan fantásticas sonaron y qué clase de problemas
tecnológicos hubo, pero... ¿No les parece más importante saber que las hamburguesas costaban 55 malditos pesos? ¿No les parece aborrecible?

Errr. Hay mucha tela de dónde cortar, en serio. Pero ahora no quiero balconear a nadie. La compañía fue a todo momento agradable y oportuna, todos ellos. Los reencuentros fueron fantásticos y yo me ofendí mucho porque las hamburguesas costaban 55 pesos.


No sé por qué me ofendo, si ni tenía hambre ni compré una sola hamburguesa. Pero 55 pesos, joder. Eso es chingativo.

11 comentarios:

Triquis dijo...

¡55 PESOS! PERO QUE ESTE MUNDO SE ESTÁ VOLVIENDO LOCO...QUÉ SIGUE, QUE LAS CHELAS LAS DEN A 30 PESOS.

(nótese que sólo escribo en mayúsculas cuando estoy muy enojada)

Droga yo sólo puedo decirte que te tengo envidia de la más mala porque fuíste a ver a Interpol y yo no. Pero algún día...algún día.

BuenasChambas dijo...

chinita!

no mames está bien perrón tu botón de maquinita todo retro que no hace ni vergas pero qué chingón.

mal pedo que te hayas desmayatado, espero que ya esté todo bien bien, también quiero decirte que el día que quieras te invito a unas hamburguesas de valen como a 10 varos o menos, creo que son como de perro pero ¡qué importa! son a diez varitos! jajaja

maus dijo...

¿cuánto costaban las hamburguesas?

mala suerte que no fui y me perdí a the rapture, lo único bueno es que al no asistir no gasté 55 pesotes en una triste y seguramente tilica hamburguesa de carne de perro.

mike dijo...

A todo mundo ofendió el precio de las hamburguesas, aunque para ser honestos tenían muy buen sabor :P

A mi me molestaba más el precio de las chelas ($25), debido a que consumí muchas más chelas que hamburguesas, jeje

Triquis: junta tu dinerito para marzo de 2008, porque regresan por esas fechas (palabras de Mr. Fogarino)

Y el botón... muy chido el botón... haha!

...Mejor pongo un seudónimo aquí dijo...

ayyy no encontré el botón!!!!! jajaja osea cual?? :S yo lo quería oprimir millones de veces!!!!!! ayyyyy y yo queria ir!!! como se les ocurre hacer eso hasta santa feeeee, chale, ps ya ni modo =(

rogelio garza dijo...

fue una mierda de organización y un robo a mano desarmada. diez en música, cero en organización.

los grupos estuvieron muy bien, yo iba específicamente a presenciar a Yo La Tengo y dieron un conciertazo. lo que me gustó: Whitest Boy Alive, The Horrors, The Rapture eeeh... está bien, Interpol. ni soy fan, ni me laten, ni conozco su música y sus rolas se me hicieron de lo más planas por culpa del cantante, por lo demás tocaron bien y la gente se les entregó, eso sí no se puede negar...

lo peor es que conozco a la productora del evento y la verdad es que se merecen la silla eléctrica por estúpidos. estoy esperando a que se me baje el coraje para escribir una crónica sin estar encabronado... pinche gente, me cae...

oye, qué bueno que no fuiste al Motorokrfest, las chelas costaban 60 pesos el vaso chico y 80 el grande, ahí nomás...

te mando besos!

Andrómeda dijo...

Meh, yo en el aeropuerto de Cancún compré unos Doritos (CHICOS) a 49 (CUARENTAYNUEVE) pesos. Ha sido el ataque de hambre culera más caramente peor satisfecha de mi vida.

Por otra parte, casi vengo llegando pero ya soy así así bien fan de tu blog; tu humor es la pura elegancia y distinción.

•†• ĐÅЯК FÅIЯY •†• dijo...

Que chido! los conciertos masivos son lo máximo!

Yo tengo unos cuantos recuerditos de cuando vivía en el DF y me daban en la madre ja.
Aun veo mi cicatriz en la frente pequeñita y sonrio al recordar que no dejé que me llevaran a servicios médicos, me quedé ahi sangrando un poquito y ya cuando terminó la tocada entoces si, a coserme como camisa jaja XD

Saludos Lilian! a ver cuando se nos hace vernos

esperanza_lords dijo...

Hola, buena la reseña, caras las hamburguesas. Y han de haber sido de carne congelada, ptuaj.

Oiga, tengo dudas gachas concernientes a lo del NaNoWrimo... Primero pude postear 1400 palabras, sin problemas. Pero al día de hoy ya no encuentro la opción para seguirle. ¿Me podrías explicar paso por paso? Me he visto torpe :(

¡Saludos y suerte!

Towers, Gabriela dijo...

Yo me fui antes de que tocara Interpol ja! ya no aguantábamos el frío y el hambre y definitivamente no íbamos a pagar $55 por una hamburgueja fría ni a hacer dos horas más de fila en las chelas para que nos dijeran "uy no, ya se nos acabaron" y quedarnos con nuestras decenas de boletitos de chela de kermesse en la mano. Manifest, la kermesse más grande del año.

Pero Yo la tengo estuvieron buenísimos, eso valió la pena.

Nos fuimos antes de Interpol cuando millones apenas iban llegando, pero fuimos directos a cenar birria y pozole calientes y cervezas baratísimas que nos cayeron como del cielo. No me arrepiento.

[ Hródric ] dijo...

pos que yo empecé a pinchar el botón de webstats y descubri que tienes fans en alemania.

después me percaté en el botón emo rosado. voy a ver qué sale. ojalá que nada porno. guacala !!