21 de marzo de 2007

¡Regreso Triunfal!

He decidido romper el cerco informativo en torno a mi persona y, después de menos de dos semanas (que es el lapso que pensé tomar como sabático), he sido obligada por fuerzas sobrenaturales a escribir de nuevo en el bló isleño de la hora del desayuno/lonche.

Durante estos días hice cosas interesantísimas, principalmente compadecerme de mí misma. Luego de eso fui a cazar rinocerontes y adquirí el virus del papiloma humano (nada que no logre superar en dos semanas o tres) y, luego de noches interminables con la vista fija en el techo, rebosé de sabiduría y reflexión profunda.


Aquí mis conclusiones:


De por qué nunca seré el objeto de deseo de un partidazo recién egresado de una carrera tecnológica:

Al señor Mulder (se la come) no tengo que hacerle publicidad gratis: ya bastante le sobra con su apodo y la sentencia que siempre le sucede. Diré aquí, sin embargo, por qué su servilleta (tan solicitada en rumbos tan lejanos como Chipre o Luxemburgo) no será jamás objeto de su deseo.

Pero me remito a las pruebas:


El texto en cuestión (con el finísimo título "El Chingo-Paso de las Blogueras") me pareció muy gracioso y digno de encomio. Su labor fue verdaderamente agotadora, lo que merece cien aplausos seguidos y un chiflido de colofón. Y no, no crean que me ofendí porque a mí me pasara. De hecho, ese mismo día en el café donde yo solía trabajar, me dijo del post y la idea me pareció muy buena. Sus razones son sólidas e irrefutables y al respecto no hay nada que yo pueda hacer. Acaso puedo preguntarme por qué le sorprende que -y aquí lo cito- si "algo me apasiona", un interlocutor cualquiera tenga que prepararse "para escuchar un discurso"... ¿No era eso lo suficientemente obvio desde un principio?

(ora que haberlo hecho el mismo mes de mi cumpleaños y a sólo días de un estrepitoso fracaso amoroso... la neta, la neta, sí me resultó abrumador).

Pero no contento con eso, don Mulder escribió una serie de agradecimientos a su queridísimo blog, que tanto le ha dado (amigos, chelas, horas de diversión sin igual, esparcimiento sano y libre de calorías, algún desengaño amoroso, una carta encontrada en una botella, dieciocho amenazas de la Interpol y trece hamburguesas dietéticas). Lo que me pareció curioso fue la clasificación que hizo de aquello: amigos, amigas y amigas guapas.

No tengo qué decirles dónde quedé:


Pero no me molesto, no. Ni a mi autoestima le hace falta, tampoco. Y Mulder me cae re-bien. Y no es gay, no. Ni molesto. Y que sea feliz. Y por mí mejor. Y no lo mandaría a la chingada, menos. Todo bien, todo bien (pinchemulderculero).


De por qué me encanta chingar a Hannia Novell:

Porque es una bruta. El miércoles 14 de marzo dijo, en la misma frase, salvajadas como permenecer y cónyugue. Pregunto: ¿hay algún interés oculto en su estadía en ese canal (últimamente tan poco loable)? Pero eso no fue todo. Debieron ver la blusa color moco con estampado de leopardo que traía puesta (y ojalá exagerara). También me pregunto... ¿dónde está Yuriria Sierra? Ya no aguanto a la otra tipa que ni hablar sabe.

De por qué me encanta chingar en general:

Porque es divertido. El 13 de marzo, entre 11 y 12:15 de la mañana, las actrices (es un decir) Ximena Sariñana y María Aura ofrecieron un ligerísimo chat en la página de El Universal. No tengo que decir que, a Ximena por lo menos, la bombardeé con cuestionamientos en torno al nepotismo de su señor padre. Pero jamás contestó. En cambio, cuando me puse nombres diferentes e hice preguntas menos agresivas, el par de brutas contestó con sus redacciones deficientes y vergonzosas a cosas como: "¿Se consideran lectoras?". Me proporcionaron joyas de placer inigualable con defensas como: "¿Qué preguntas no hemos contestado, nos las van pasando y así las respondemos, ? que faltta por decir?".



Noticia de última hora:

Que a mi queridito Alfonso Cuarón ya le salió lo histérico. Chale. Yo que lo creía tan correcto y diplomático y él que me sale con cosas como: "eso me parece realmente de güeva, la neta me parece un periodismo mediocre el que me hagas esa pregunta" cuando le piden su opinión sobre un asunto requete-bien factible (la broncaza entre Iñárritu y Arriaga). Chale.

¿Ya vistes qué feo te ves enojado?
Ya. Me voy a hacer algo productivo... ¡lo juro!
Mañana: semi-crónica de la fiesta por los trece años de La Mosca.

5 comentarios:

raul g.n. dijo...

Lilliancita. Algunas precisiones:
1. El Mulder ese debe ser más galán que Brad Pitt porque según lo que he leído en su blog dista mucho de ser un genio. La neta el texto en cuestión además de carente de ingenio y estilo se me hizo bastante mamón y estúpido. Además de que su juicio estético en materia fémenina es por lo menos primitivo. Tu respuesta fue buena, pero yo hubiera sido un poco más cáustico.
2. Esta cabrón lo de las Niñas Mal. En realidad son Niñas Bien.. Pendejas. El guión es una mierda. Y ha sido un madrazo en taquilla. La neta es que nos merecemos toda la porquería que nos recetan los medios. Sariñana es descomunalmente mediocre y su hijita (que ahora también se siente cantante) no es actriz ni de pastorela de parroquia de pueblo.
3. La neta Cuarón es un directorazo, pero lo que más me gusta de la Santísima Trinidad del Ahora Sí Nuevo Cine Mexicano es que se queden callados. ¡No mamen, como si necesitáramos más Mesías para venir a iluminar a los pobres mortales! El debate Arriaga-Iñárritu es tan trascendente como los pleitos de Araceli Arámbula y Luismi. Mejor que el Negro nos explique porque en su obra maestra (Babel) los niños le disparan a un autobús que viene de frente y la bala entra por la ventana de la izquierda. ¿Te habías dado cuenta de esa? Deberían ponerla en ventanteando. Es de Kinder.
En fin, qué bueno que sigues posteando. Y recuerda que tienes un chingo de fans.

Pico de Gallo dijo...

Bien. Ya se le extrañaba. Y espero su crónica de la fiesta de aniversario de La Mosca...

mike dijo...

Jajaja... hace mucho que no pasaba por el blog del Mulder... se avienta buenas puntadas, aunque difiero en algunas de sus calificaciones del Chingo-Paso :P

Besos!!

PD. Te conté que mi hermana menor es otra de tus asiduas y fieles lectoras?

ElMulder dijo...

Jajaja, Lilián, ya te dije que tu manera de tomar las cosas respecto a este tema te eleva un chingo la calidicación.

Raúl G. N.: ni soy más guapo que Brad Pitt, ni soy un genio, digo muchas cosas como las pienso, por ende, digo muuuuchas pendejadas, y más en mi blog, no trato de ganarme un Novel de literatura, el problema es cuando la gente se toma en serio las pendejadas que escribo.

Lilián dijo...

¡Uy! Con cierta sorpresa veo que este brevísimo texto ha causado verdadera conmoción... Con-mo-ción.
Raúl: Sobre el punto 1, no, don Mulder no es más guapo que Brad Pitt (más bien se parece a David Duchovny versión Jardines de la Hacienda, Querétaro). Pero está bien, yo no me quejo (ya en el pasado he sido acusada de sentidoooota por su tropa). Sobre el punto 2, concuerdo con lo que dices. Sariñana va de mal en peor y su hija babosa es... babosa, pues. No hay mucho qué hacer al respecto. Sobre el punto 3, tengo que reconocer que me decepcionó bastante la forma en que Cuarón tomó el asunto (me atrevo a decir que humilló al reportero -si alguno vio el video- y que no puedo imaginar lo mal que debió hacerlo sentir. Pero es un Director, con mayúscula.
Señor Pico de Gallo (yomi): Le agradezco que me echara de menos en mi ausencia, se lo agradezco de veritas.
Queridísimo Mike: Salúdame a tu hermana y hartas gracias por tus comentarios constantes (espero ya no darte miedo).
Y, por último, querido Mulder: Ya sé que mi calificación está en constante mejora, no tienes ni qué decirlo. Pero no intentes más, oh Mulder, sabes que lo nuestro nunca podrá ser...