9 de junio de 2009

Cosas increíbles @ Feria de las Culturas Amistosísimas


Tenía la Feria de las Culturas Amigas a exactos 28 pasos de mi casa y no se me había ocurrido ir, así que arreglé la situación... yendo (el intelecto y sus trucos son una cosa compleja).

En un
stand de alfombras, un tipo con paraguas quiso convecerme de comprar un tapete "porque volaba". Acto seguido: me miró a los ojos, hizo una mueca de incredulidad, retrocedió unos pasos y me dijo que yo era una reina de reinas. Bueno, no.

Me preguntó de dónde era (¿será ególatra escribir que no es la primera vez que me hacen esta pregunta idiota?) (sí, sí lo es) (oh, entonces no lo escribiré). Le dije que mexicana. Insistió en que seguro tenía ascendencia árabe. Y la verdad es que... sí. Lejanamente, al menos. Según él, los ojos y las cejas son TAN libaneses. Y no es la primera vez que no sólo me ocurre sino que lo blogueo. Acá.

El señor con paraguas... Éste:



...Me dijo que más adelante estaba una niñita árabe tan hermosa que provocaba meterla en un sándwich con aguacate y comérsela. Dijo también que a él no le dejaron darle la mano ni tomarle una fotografía, porque "así era su cultura". Luego me preguntó cómo me llamaba, en qué trabajaba y de qué numero calzaba, todo esto mientras caminábamos en línea recta. Más adelante, se los juro, estaba una tipa nalgona viendo un tapete. El tipo de inmediato la alcanzó y le preguntó de dónde era. Entonces dije: RUN, FORREST, RUN. Llegué hasta donde estaba la niña: en efecto, era hermosa. Sin saber cómo, el señor con paraguas ya estaba otra vez atrás de mí.

- ¿A poco no está bien bonita? Ira, ira, sácale una foto, seguro tu "jefe editor" hasta te da un aumento cuando se la enseñes.

Errr.

Le pregunté al papá de la niña, un libanés cejón y bigotudo, si podía. Me dijo que
por supuesto.

Conclusión: al maldito viejo raboverde no lo dejaron por... eh, raboverde.
Ja-Ja. ¡No podrás empezar tu negocio de pornografía infantil conmigo, idiota!


¿Se fijan que esa niña podría ser mi hija en 15 ó 20 años? Yo sí.

Más adelante recorrí las fantasías animadas de un montón de gente italiana, uruguaya, ecuatoriana, venezolana, francesa e indefinida.

Los chilenos velludos del
stand de Chile son... ESPECTACULARES. Maldita sea, Alá: ¿por qué no me mandas un chileno velludo? ¡¿Por qué?! ¿Qué debo hacer para verme rodeada por esos brazos viriles, peludos, hermosos? ¿Debo aprenderme la Araucana de memoria? ¿Decir poto, guata y pololo para que me echen un lazo? Dímelo y lo haré.

También tengo que decir que el puestito de México es magnífico, por una sencilla razón: tienen toda la fruta cristalizada del mundo. En serio: toda. Jamás había visto jitomates, pepinos, chiles poblanos y plátano macho con todo y cáscara... en cristalización azucarada. Yo, por supuesto, compré unas piezas de higo, que son mis favoritos.


Finalmente, me topé con mis némesis: los fóquin coreanos. Oh, me dije: "tenemos que saldar cuentas estos ojos de rendija amarillentos y yo".

Con ustedes: productos idiotas coreanos.


Por supuesto, no pude resistirme a comprarles un montón de baratijas, sólo porque en el fondo estoy muy enamorada de ellos y hasta de su olor a ajo. Compré un panqué esponjocito de vainilla, y sucedió algo curioso: la que me atendió solía trabajar en Samsung y la habré visto una o dos veces. Provocaba admiración porque era una coreana
guapa que había sido criada en Argentina, y por lo tanto tiene un acentito cortazariano que constrasta cómicamente con su apariencia. Luego probé sus porquerías de comida: arroz inflado (que para ellos es lo máximo en dulces, y sabe como a unicel), maíz inflado, un omelette vomitivo, sopa ramen y no sé cuántas muestras gratis más. También compré un par de calcetines con la bandera de Corea que no necesito para nada, pero que me dieron ternura; además, el tipín que me atendió estaba muy imbécil, se reía de todo, y también quiso venderme unos con la bandera de México.

Lo amo.

En el de China, chácharas. También compré unas bolas al vapor rellenas de carne y de frijol rojo. Sólo la segunda provoca ganas de ser bulímica y vomitar en proyectil. También, un calendario ¡a dos pesos!

Y esto:

¿Se atreverían a comerlo?

En el de Estados Unidos no hay nada, ni lo intenten... a menos que quieran ser pendejos y sacarse la foto falsa con Obama. Puf, cerdos sin vida (en realidad, no lo hice porque no había quien me retratara el numerito, y porque no les iba a pedir a esos cerdos gringos que me fotografiaran con su presidente negro y porque no soy tan perdedora como ustedes).

Soy Obama, soy negro, y rockeo. Ahora: pásame la sal.



El lado más ASQUEROSO de toda la feria: los masajes tailandeses. Sobre todo cuando traen implícita la tortura medieval -del pobre masajista, digo.

Anden, es hora de vomitar esas bolas al vapor. Ustedes pueden.



Finalmente, para el plato fuerte, arepas con chorizo 'in a stick' que en primera instancia lucen espectaculares pero saben como a arepa -insabora- con chorizo colombiano -insaboro-. Nada del otro mundo.



Me comí mi arepa con chorizo en una banca frente a Cinépolis Diana, antes de que lloviera, y reflexioné ampliamente sobre este conceptillo de las "culturas amigas". Pensé que ni son tan amigas en realidad, y que muchas de ellas están conflictuadas por razones de índole histórico-socio-político, pero que blarhgh: es una buena cita para las líbais de esta ciudad.

Luego llovió y me fui a mi casa y grandiosas cosas sucedieron,
pero esa es otra historia...




22 comentarios:

Enrico dijo...

¡Voy a ir! Sólo espero que las chilenas se depilen y que no me confundan con un coreano.

fonema dijo...

Sí pareces libanesa.

ge zeta dijo...

Jajajaja acabo de despertar a mi familia y a las familias de 2 casas a la redonda.

Yo quiero ir. ¿Sabes cuánto tiempo estarán? Quiero ir pero no sé si iré al DeÉfe en estos días. Tengo planes pero aún no decido.

Kyuuketsuki dijo...

¿Una coreana guapa? No puede ser, estás mal, algo así no existe en el universo. Chinas, si; japonesas también, hasta tailandesas. Pero ¿coreana?

La verdad yo no ingeriría ese huevo, aunque debe funcionar como extraño remedio para la cruda.

Mau ZC dijo...

De veras no entiendo tu fijación con Chile.
¿Qué de atractivo el acento de Don Francisco?

En fin, se ve buena la expo
Saludos

Tumeromole dijo...

¿No hay stand de Cuba? ¿Hay argentinas?

Es que soy bien fan y quiero recrear la historia del Ché con Fidel, pero con viejas buenas y en reforma. ¿Puedo?

Como sea, me gustó la crónica. Saludos.

chorrocientosmil dijo...

dónde dijiste que era? digo, no estaría nada mal escupir mis bolas al vapor

Rosada dijo...

Cielos, eso fue una travesía bastante buena. Esos chorizos se veían muy buenos, los huevos de aspecto bastante vomitivo.

Rafael Merino Isunza dijo...

No te parece normal que en una feria de culturas amigas vayan muchas lesbianas mexicanas a buscar "amigas" de otros países. De eso se trata ser cosmopolita.

VVV dijo...

Excelente cronica, lastima que este un poco lejos, falto la foto de la coreana jeje, saludos

Morinakemi dijo...

Totalmente en contra de Kyuuketsuki: cuando trabajaba en Tepito conocì una docena de ancianitas coreanas y todas sus nietas estaban guapas.

Las feas son las chinas... pinche gente se redondea los ojos (hhhhh)

Lilián mejor escribe los detalles asquerosos de las culturas como los chinos come gato, los coreanos come perro, los musulmanes rata, los hindues come mierda y los mexicanos come tacos!!!




Ay güey...

Mad Scientist dijo...

Donde se encuentra tal feria?

María dijo...

Quiero ir!!! Pero en una pregunta más importante, cómo están los argentinos??

Plaqueta dijo...

Yo iré el viernes.

D´Maurice dijo...

Aparte de Libanesa pareces chilena.

Suena bien ese lugar al que asististe,

hoy fui al cine (por si te preguntabas que habia hecho yo)

Lilium dijo...

En la HHH Facultad de Estudios Superiores Iztacala UNAM hay tienguis cada que se puede (o sea, como una vez al mes) y un señor pone un puesto de frutas cristalizadas igualito. Yo las probé todas en mis 4 años ahi y oh si! soy deliciosas. Los chicharos son hasta más sabrosos que al natural jejeje.

Lilium dijo...

*tianguis, quise decir

aline dijo...

Yo comí higo cristalizado!
Si, si, si. Sabroso. Rico. QUIERO.
Estaba re bueno.
Aprovecho, basura, para darte las gracias por tan agradable velada freelancera de ayer.

Adiós, basura.

Javier dijo...

Te ví justo cuando fotografíabas las cuestiones de Egipto, con tu blusa a cuadros y tus chinos característicos, "La saludaré", pensé, pero luego me dije, "No, porque probablemente pasaré a ser uno más a la lista de personajes surrealistas". Pero a la otra si te saludo, en serio :)

Lilián dijo...

Javier:

Órale, qué jocosa coincidencia. Y nah, no me pongo a la defensiva cuando alguien me saluda. Todo lo contrario: es como gasolina para el alma, shazam.

Diablo Cody región 4 dijo...

Fui de paseo a la feria de las culturas amigas/amistosas o amigables y no encontré a los chilenos velludos por ningún sitio. Me sentí decepcionada

enlasantipodaspodadas dijo...

Parece que la señora que están masajeando está vomitando.