9 de diciembre de 2007

Pues nada (sí: nada; en mi vida las cosas más interesantes que ocurren son los calimochos ultracargados de vino tinto barato y las consecuentes arcadas que me hacen hablar en idioma monstruoso con el señor excusado

No hay comentarios.: